Trascendió

:Que mientras los familiares de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa ya pidieron una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el encuentro que sí es un hecho es el último que sostendrá el GIEI, antes de salir de México, con los responsables en Gobernación y la PGR tanto de la investigación como de la atención a las víctimas.

La cita tendrá lugar después de la presentación pública del informe de los expertos independientes, con el cual buscan dejar claras las recomendaciones en el caso Iguala.


:Que las filtraciones en redes sociales y algunos medios donde presuntamente se escucha al abogado Vidulfo Rosales referirse a los padres de los 43 normalistas desaparecidos como "indios piojosos", y a los cuales representa, ha generado tensiones en este grupo.

Resulta que este fin de semana, durante su plantón de 43 horas afuera de la Secretaría de Gobernación, en más de una ocasión se apreció cómo uno de los jóvenes y representante de los estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos le levantó la voz a Rosales y éste contestó de la misma manera, pero gracias a la intervención de otros activistas las cosas no pasaron a mayores.


:Que el Consejo Nacional del PAN avaló un crédito por 179 millones de pesos para hacer frente a los gastos de campaña que deberán pagar en 2017, pero lo que no pudo aprobar, por falta de quórum, fueron los gastos del partido durante 2014, por lo que no se podrán hacer públicos.

Entre los mismos panistas se asegura que fue el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien presionó al dirigente Ricardo Anaya para que no se avalara y solo se conociera el método para depurar el padrón de militantes panistas.


:Que hablando de la reunión del consejo blanquiazul, primera que preside Anaya, Margarita Zavala prefirió acudir a la Expo Guadalajara, donde presentó su plataforma Yo con México.


:Que la costumbre de llegar tarde a los actos públicos le cobró factura al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Y es que ayer al asistir con retraso, que no sobrepasó la media hora, a la entrega de escrituras y testamentos en el Zócalo se ganó el abucheo y la rechifla de los presentes, a quienes habían citado dos horas y media antes de la hora programada.