Trascendió

:Que el estudio en curso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, sobre la viabilidad de construcción de un tren que conecte la estación ferroviaria de Buenavista con el nuevo aeropuerto capitalino, no le servirá de base a Miguel Ángel Mancera para sustentar su petición al gobierno federal por 5 mil millones de pesos para mejorar el transporte público de la Ciudad de México.

Si el estudio de la dependencia avanza, se financiará con los recursos generados por la actual terminal aérea y se tratará de un proyecto federal, con recursos propios, y no requerirá dineros del Presupuesto de Egresos.

Del lado federal dicen que el jefe de Gobierno debería buscar nuevas formas de fondear el mejoramiento del transporte de la capital sin pedir más recursos de la Federación, y continuar así con la buena coordinación lograda hasta el momento con Comunicaciones y Transportes para los proyectos en común.


:Que el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, estuvo duro en su participación en el Seminario de Perspectivas Políticas del ITAM, pues desenvainó la espada contra sus homólogos del PAN, Ricardo Anaya; del PRD, Agustín Basave, y de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

De los dos primeros criticó su incongruencia por censurar al PRI cuando sus alianzas siempre son encabezadas por priistas tránsfugas; del dos veces candidato presidencial dijo que representa la involución de la democracia nacional, y aprovechó para mencionar que en 2006, fue la bancada que él encabezaba en el Senado la que alcanzó el quórum que dio la Presidencia a Felipe Calderón, más que por confiar en él, para garantizar la gobernabilidad.

Las campañas presidenciales de 2018 están en curso.


:Que el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, tuvo que abandonar la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana por una salida que conecta a una casa, que también es propiedad de la UAM y solo utilizan los funcionarios de alto nivel ante contingencias como la que ocurrió ayer, luego de que los cuatro accesos del edificio fueron bloqueados por estudiantes locales, de IPN y de la Universidad Veracruzana.