Trascendió

:Que el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, dejó vestidos y alborotados a legisladores y politécnicos en el Palacio de San Lázaro, pues entre la tarde del lunes y la mañana del martes, dos veces confirmó su presencia y otras tantas canceló su participación en el reconocimiento que la Cámara de Diputados hizo al IPN durante la sesión de ayer.

Eso no impidió que el director del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, entonara un huélum desde la tribuna, coreado por los legisladores, y que recibiera el reconocimiento por los 80 años de parte del presidente de la Cámara, el perredista Jesús Zambrano.

 

:Que es cosa de días para que la CNDH de Luis Raúl González Pérez presente el análisis de la llamada ley Atenco o Ley para Regular la Fuerza Pública, contra la que se han quejado líderes de Morena, del PRD y de movimientos sociales, porque dicen que  atenta contra los derechos humanos y avala el uso de la fuerza en manifestaciones.

Como fue el mismo Eruviel Ávila quien solicitó esa opinión, el gobernador debe estar más que convencido de que se la avalen.

 

:Que quien parece muy necesitado de recursos es el candidato de la alianza PAN-PRD en Quintana Roo, Carlos Joaquín, pues pasaron la charola a los hoteleros de Quintana Roo para “apoyar la causa”.

Lo interesante es que dicen que varios de ellos recibieron una llamada del ex presidente Felipe Calderón para asistir a una reunión de “alto nivel”, por lo que hay empresarios muy molestos por esta situación.

 

:Que entre los panistas de Mexicali caló hondo que su dirigente nacional, Ricardo Anaya, no llegara para el arranque de campaña en esa entidad gobernada por su partido y enviara a Gustavo Madero, su principal rival interno, mientras que en el PRI dejaron ver el músculo y su líder nacional, Manlio Fabio Beltrones, se dejó ver toda la jornada de arranque.

 

:Que en el campo algo se está haciendo bien a pesar de las marchas de algunos grupos de campesinos, pues las exportaciones agroalimentarias superaron en el primer bimestre los ingresos por remesas y petróleo.

Eso significa que en dos meses se comercializaron bienes por 4 mil 700 millones de dólares y se logró un superávit en la balanza comercial por 877 millones de dólares, la mejor cifra en 23 años, de acuerdo con la Sagarpa que encabeza José Calzada Rovirosa.