Trascendió

:Que la Secretaría de Educación Pública dará a conocer a fin de mes los nombres de los maestros que serán separados de su cargo, luego de que no presentaron ninguna de las cuatro etapas de la evaluación del desempeño docente.

Por lo pronto, en la Ciudad de México las autoridades respectivas ya notificaron a 20 profesores de educación básica de las delegaciones Iztapalapa, Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero que respondan por escrito, en un plazo de 10 días hábiles, por qué no presentaron la evaluación para permanecer frente a grupo.


:Que hoy el presidente Enrique Peña Nieto viajará a Houston, Texas, donde mañana lunes recibirá un premio de la consultora IHS CERAWeek por la reforma energética.

Aunque se tenía previsto que pernoctara dos noches en esa ciudad, al final solo será una, pues el martes el mandatario tiene que estar en Tamaulipas para entregar escrituras en Altamira.


:Que el nuevo director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mikel Arriola, con apenas dos semanas en el cargo ya dejó ver su estilo de administrar al poner el acento en las oportunidades para mejorar la situación financiera y los servicios médicos.

En su primera conferencia con los delegados y directores de hospitales y clínicas pidió atender de inmediato las quejas de los derechohabientes, fomentar la prevención de enfermedades y simplificar los trámites a trabajadores y patrones, además de que alista una serie de medidas administrativas con el fin de reducir tiempos de espera y dar buen trato a los pacientes.


:Que el ex gobernador de Guerrero y ex perredista Ángel Aguirre reapareció esta semana para mediar en el pleito público que protagonizaron el ex alcalde de Acapulco Luis Walton, de Movimiento Ciudadano, y el actual presidente municipal del puerto, Evodio Velázquez, del Partido de la Revolución Democrática, luego de que se filtraron grabaciones y demandas penales entre ellos por diversas anomalías administrativas.

El autodenominado líder de las izquierdas en el estado los sentó para dialogar y tranquilizarlos, aunque él también fue señalado recientemente por un boquete presupuestal de 3 mil 500 millones de pesos durante su gestión por la Auditoría Superior de la Federación.