Trascendió

:Que los senadores resultaron muy católicos. El panista Roberto Gil acudirá a la misa del papa Francisco en San Cristóbal de la Casas, dice que en calidad de feligrés y sin trato VIP, mientras que en el Partido Revolucionario Institucional el coordinador Emilio Gamboa calcula que entre 15 y 20 de sus pares también tienen boletos para acudir a los diferentes actos litúrgicos.


:Que para la ceremonia de bienvenida al papa en el hangar presidencial, al gobierno capitalino le habían ofrecido más de mil espacios en gradas, que ya estaban repartidos entre trabajadores y sus familias, pero anoche el Estado Mayor Presidencial les dijo que siempre no, que no están disponibles los lugares pactados y por ende no tendrán acceso.

Vaya decepción que se llevaron los invitados.


:Que en la fracción perredista en la Cámara de Diputados comenzó la disputa por los lugares que le corresponderán en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México: Jesús Zambrano y Cecilia Soto tendrían asegurados sus asientos, mientras que la tercera posición estará entre Daniel Ordóñez, Jesús Valencia y Alejandro Ojeda, entre otros tiradores.


:Que llamó la atención que en un entorno de escepticismo, por decir lo menos, sobre el futuro del mercado de energéticos, la llegada de José Antonio González Anaya a Petróleos Mexicanos fuera recibida con generalizado optimismo.

Y no es para menos, porque lo avala una exitosa gestión en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde logró dar la vuelta a la situación financiera en un tiempo récord, aunque esta vez llega con un aviso preventivo de recorte y el eventual despido de miles.


:Que la próxima semana, la Comisión Ayotzinapa, creada en la Cámara de Diputados, se reunirá con los familiares de Julio César Mondragón, el normalista que fue desollado la misma noche que desaparecieron los otros 43 estudiantes, y su abogado.

Una semana después, el 24 de este mes, la comisión viajará a Guerrero para reunirse con el grupo formado para este tema en el Congreso local, así como con los parientes de los integrantes del equipo de futbol Avispones, quienes fueron también atacados aquella noche en Iguala.