Trascendió

:Que durante la plenaria de diputados de PRI y PVEM, el vicecoordinador de los priistas, Enrique Jackson, y el gobernador electo de Colima, Ignacio Peralta, se llevaron las mayores ovaciones del día.

Primero el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, recordó que Jackson fue quien le dio la oportunidad de ingresar al servicio público siendo presidente del Senado, y los priistas aplaudieron de pie.

Luego Nuño interrumpió su discurso para felicitar a Peralta por su segundo triunfo en Colima, desatando una nueva ola de aplausos de los legisladores federales.


:Que los presidentes del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, y del PAN en el Senado, Roberto Gil, respectivamente, aprovecharon bien el tiempo durante el acto de promulgación de la reforma política de la Ciudad de México y, en un breve intercambio verbal, acordaron un encuentro de las mesas directivas de ambas instancias del Congreso la semana entrante, para empatar sus agendas y evitar que lo aprobado por una quede "congelada" en la otra, como ha sido habitual durante los últimos años.


:Que mientras el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, no podía ocultar su satisfacción al ser promulgada la reforma política de la capital, el senador panista Roberto Gil salió más guadalupano de lo que pudiera creerse, al evocar la aparición de la Virgen en la Ciudad de México como parte fundamental de la historia local, durante su intervención en Palacio Nacional.


:Que al final, sin embargo, la promulgación de la reforma política fue un acto frío, como lo describió el presidente Enrique Peña Nieto, debido no solo al clima.

Se tenía la expectativa de que sería algo más, por la importancia del tema, pero solo hubo discursos y ni un video alusivo se proyectó.


:Que dos temas en los que los legisladores de Morena coincidirán con el PAN serán el rechazo a la aprobación del mando único policiaco y el impulso para que se aprueben todas las leyes secundarias de la Ley Anticorrupción.

Así, el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, irá junto con el partido al que identifica de derecha, mientras que el PRD, antiguo aliado, mantendrá su apoyo a la aprobación de la policía única.