Trascendió

:Que los resultados de la elección extraordinaria en Colima reavivaron el debate por las alianzas entre panistas y perredistas y dieron más argumentos a los líderes del PAN, Ricardo Anaya, y del PRD, Agustín Basave, para insistir en ello.

Sobre todo porque el PAN sacó más votos que el PRI, pero como el partido de Manlio Fabio Beltrones compitió en alianza con PVEM, Panal y hasta con el PT, logró derrotar a los panistas.

Para el PRD fue peor, porque de plano desapareció del mapa. De ahí que, entre otros, el ex chucho y ahora líder de Los Galileos, Guadalupe Acosta, pida reconsiderar, no dejar en los 15 del CEN la decisión de las alianzas y urja a que se reúna el Consejo Nacional perredista.

 

:Que, en contraste, panistas y perredistas que impulsaban la alianza en Hidalgo aseguran que emisarios del secretario de Gobernación y ex gobernador, Miguel Ángel Osorio Chong, “convencieron” a los militantes del PAN que votaron en contra y así reventaron el acuerdo que se había construido desde las cúpulas partidistas.

Y en cadena, eso también tronó el avance en Tamaulipas, donde ambos partidos ya habían definido hasta cuántos distritos tendría cada uno.

 

:Que el miércoles se dará a conocer al candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas y aseguran que la balanza se inclina en favor del ex diputado Marco Antonio Bernal, frente al otro finalista, el ex alcalde de Matamoros Baltazar Hinojosa.

Bernal lleva más de 100 días de recorridos por municipios rurales y urbanos de la entidad y dicen en la zona de Beltrones que como político negociador garantizará el triunfo del PRI en ese estado.

 

:Que fuera de protocolo, el presidente Enrique Peña Nieto fue invitado por el príncipe heredero de Abu Dhabi y subcomandante supremo de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohamed Bin Zayed Al Nahyan, a viajar en su automóvil, conducido por él mismo.

 

:Que la legisladora Araceli Damián, de Morena, fue quien llevó hasta la Cámara de Diputados la carta con que los padres de los normalistas desaparecidos solicitaron hablar ante el pleno.

No solo eso generó extrañeza, sin embargo, en la Comisión Ayotzinapa, encabezada por la panista María Guadalupe Murguía, sino también que el escrito con fecha 2 de enero fue entregado el 14, además de que solo lleva 24 firmas, ilegibles, de los interesados en comparecer.