Trascendió

:Que la enorme fiesta en que se convirtió ayer el autódromo Hermanos Rodríguez tuvo como eje la estrecha colaboración entre los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Mancera.

Mientras que el secretario federal de Turismo, Enrique de la Madrid, y la canciller Claudia Ruiz Massieu se dedicaron a la promoción de esta competencia, comparada por su magnitud con una Olimpiada o un Mundial de Futbol, los encargados en el DF del Deporte, Horacio de la Vega, y de la Movilidad, Héctor Serrano, hicieron lo suyo para apoyar a la empresa CIE en la organización y el traslado de los asistentes, y el secretario Hiram Almeida en garantizar la seguridad pública.

 

:Que el presidente del Senado, Roberto Gil, trae doble chamba. Por un lado realiza las funciones inherentes a su cargo y, por otro, la bancada le sigue solicitando trabajos que dejó pendientes, como la iniciativa de mando único que presentará su fracción en los próximos días, con la propuesta de un modelo mixto, y que se espera den a conocer esta semana.

 

:Que la cúpula del PRD sostendrá mañana martes un encuentro con representantes de todas las corrientes para definir la fecha del Consejo Nacional Electivo. Tentativamente será en sábado 7 o 14 y, salvo alguna sorpresa, designará al diputado Agustín Basave como presidente del partido.

La fecha depende de la publicación del acuerdo del INE sobre la validez de sus nuevos estatutos. De aparecer hoy en el Diario Oficial, les daría tiempo para convocar a todos los consejeros. De lo contrario, se irán hasta la próxima semana.

 

:Que Morena tendrá esta semana para instalar en la Asamblea Legislativa del DF las comisiones que le corresponden. De no hacerlo, serán los otros partidos quienes decidan quiénes encabezarán las 19 instancias que les dejaron a los lopezobradoristas.

 

:Que el Pleno de 79 magistrados del Tribunal Superior de Justicia del DF elegirá el miércoles a uno distinto o reelegirán a su presidente.

En la batalla está Édgar Elías Azar, quien busca perdurar tres años más y así sumar 11 de mandato. La opción es Rafael Guerra Álvarez, juez de casos como el del New’s Divine y el de Paco Stanley, criticado por no acelerar los procesos, pero nadie lo denunció formalmente por dilación.