Trascendió

:Que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aguantó críticas y respondió a los cuestionamientos de los legisladores en asuntos que fueron desde la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán hasta la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, pasando por lo ocurrido en Tlatlaya.

Durante más de siete horas, de pie frente al pódium en todo momento y en compañía de su estado mayor —subsecretarios y directores generales—, así como las cabezas del Cisen y la Comisión Nacional de Seguridad, a Osorio lo criticaron, pero también lo aplaudieron.

Tanto interés despertó la comparecencia que en el Salón Verde de San Lázaro había hasta colados que no pertenecen a las comisiones de Gobernación y Seguridad Pública.

:Que donde estuvieron muy pendientes de la discusión en el Senado, por la desindexación del salario mínimo, fue en el viejo Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México.

Y no es para menos, ya que desde 2014 el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, puso énfasis en el tema y en la necesidad de la recuperación salarial. Vamos, la Ciudad de México es la única entidad donde esta política ya se aplica.

:Que en el Congreso se agitaron las aguas con el planteamiento de la costarricense Laura Chinchilla, cabeza de la delegación de los expertos electorales de la OEA, quien pidió el miércoles que se revise en México el modelo de comunicación electoral, la espotización en radio y televisión, que inhibe a los medios, pues son intervenidos de manera excesiva con la revisión de sus pautas y son amenazados permanentemente con sanciones.

Habrá que ver si los legisladores le entran en serio a estas normas que limitan la libertad de los medios.

:Que la extensa discusión de los magistrados del TEPJF, que encabeza Constancio Carrasco, por el tema de Colima aplazó una vez más la confirmación de la pérdida del registro del Partido del Trabajo, por lo que su liquidación continuará en suspenso en tanto no se resuelvan las impugnaciones pendientes.

:Que Alberto Meléndez Apodaca, secretario de Planeación de Hidalgo, inició un proceso de consulta para que la ciudadanía participe en la elaboración del presupuesto 2016 de aquella entidad, con módulos de captación de sugerencias y opiniones.

Es decir, que los hidalguenses decidan en qué programas se aplicarán los dineros. Habrá que ver si retoma los mensajes o es pura propaganda.