Trascendió

:Que el ex presidente Felipe Calderón y el ex alcalde de Barcelona Jordi Hereu coincidirán hoy con los senadores Francisco Búrquez y Ana Lilia Herrera, así como el subsecretario de Desarrollo Urbano, Juan Carlos Lastiri, en el congreso Ciudades y Transporte.

Y hablando de movilidad, también andarán por ahí el ex alcalde de Portland Sam Adams, el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, y los jefes delegacionales de Benito Juárez, Christian von Roehrich, y de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.


:Que después de una semana de giras, la titular de la Sedatu, Rosario Robles, hará en estos días el anuncio de medidas que relanzarán a esta institución, la cual encabeza la política de vivienda del gobierno federal, con énfasis en la equidad de género y en las personas con discapacidad.


:Que hasta los más escépticos se sorprendieron en Campeche con algunas medidas del gobernador Alejandro Moreno en su primer mes al frente de la administración.

El viernes, Alito, como le apodan a Moreno, envió al Congreso estatal una iniciativa para eliminar el pago de la tenencia vehicular, medida que tiende a beneficiar a unos 146 mil propietarios de automotores.


:Que en la carrera por la candidatura del Partido Revolucionario Institucional al gobierno de Chihuahua no hay que perder de vista a la senadora Graciela Ortiz, quien transitó por los gabinetes de José Reyes Baeza y César Duarte, y fue dos veces secretaria de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional.

La equidad de género juega a su favor.


:Que debido al reconocimiento que el ex titular de la Comisión Nacional del Agua David Korenfeld tiene tanto en la Unesco como en otros organismos internacionales, la Universidad de Tel Aviv lo invitó directamente para participar en proyectos de investigación relacionados con el agua.

Korenfeld, quien coordinará un equipo de trabajo del Centro de Investigación del Agua enfocado a analizar la reutilización, el tratamiento de aguas residuales y la escasez por invitación expresa del presidente de esa Universidad, Joseph Klafter, parece haber pasado ya el amargo trago de su salida del servicio público en México y empieza a beber agua fresca.