Trascendió

:Que resultó insidioso chisme que el embajador de México ante la OEA, Emilio Rabasa, se oponía a la visita de los principales funcionarios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dizque porque tiene "un enfrentamiento" con el secretario ejecutivo, Emilio Álvarez Icaza.

En la cancillería dicen lo obvio: que, en coincidencia con los padres de los normalistas de Ayotzinapa, fue a instancia del Estado mexicano y con la intervención de Rabasa que el gobierno federal invitó a esa comisión y un grupo independiente de expertos, a quienes ya solicitó la ampliación de su presencia en México seis meses más.

:Que el coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, expresó anoche su reconocimiento a los vicecoordinadores Jorge Carlos Ramírez, Enrique Jackson y Georgina Trujillo por la exitosa operación política de los acuerdos para la integración de las comisiones ordinarias, lo cual se tradujo en la presentación más o menos "tersa", ayer, del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ante el pleno cameral.

:Que en noviembre, los obispos tendrán una asamblea plenaria en su sede de Lago de Guadalupe, donde el memorable y recién nombrado subsecretario de Población Migración y Asuntos Religiosos, Roque Villanueva, se reunirá con la jerarquía católica y se dejará ver en público... pero sin la célebre roqueseñal.

:Que el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, no ocultó su gusto al escuchar, durante la toma de protesta del nuevo gobernador de Querétaro, que Francisco Domínguez retomará el exitoso programa de Médico en Tu Casa, ideado para la Ciudad de México.

:Que la jefa delegacional de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, promete sostener constantes encuentros con el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, a fin de que pueda operar la figura administrativa de City Manager, que estará a cargo del ex jefe delegacional, Arne Aus Den Ruthen, quien fue candidato independiente perdedor al mismo cargo en las elecciones de junio.

:Que Javier Hidalgo, quien estuvo a cargo de la dirección de Movilidad en la delegación Miguel Hidalgo durante la administración de Víctor Hugo Romo, algo debió haber hecho bien porque, a pesar de ser perredista, fue llamado para formar parte del gabinete de Ricardo Monreal en la Cuauhtémoc, en el mismo cargo.

Perredistas y morenos juntos.