Trascendió

:Que la decisión de la Suprema Corte para validar el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país puso a trabajar a gobernadores y Congresos estatales. En Chihuahua, César Duarte dio la orden directa al Registro Civil para que admitan las solicitudes de las parejas gay, pero en Jalisco y otros estados, en cambio, discuten reformar su Código Civil para adaptarlo a la jurisprudencia 43/2015 aprobada por los ministros.

Sobre el tema, el ombudsmanLuis Raúl González Pérez exhortó ayer a gobernadores y Congresos locales a legislar a favor de los derechos humanos de las personas y reconocer esa unión cuanto antes.

 

:Que el senador Marco Antonio Blásquez rechazó que pretenda dejar la bancada del Partido del Trabajo para irse al PRI, pero el bajacaliforniano sí anticipó que pedirá la destitución de Manuel Bartlett al frente del grupo parlamentario, dizque porque el poblano por un lado apoya a Morena y por el otro coordina a los petistas.

A propósito del PT, su representante ante el INE, Pedro Vázquez, pide que todavía no los den por muertos, pues solo les faltan ocho milésimas para alcanzar el porcentaje del registro y quedan impugaciones por resolver.

 

:Que otro senador que se queda en su bancada es el guerrerense Sofío Ramírez, quien aunque apareció muy abrazado del priista gobernador electo, Héctor Astudillo, el día de la elección le dijo al perredista Armando Ríos Piter que no tiene ninguna intención de dejar la bancada de la izquierda.

Sus pares dicen que ni hace falta que se vaya, porque en más de una ocasión ha votado con el PRI. ¿O ya se le olvidó cómo votó en contra de eliminar el fuero para que los presidentes también sean investigados por corrupción?

 

:Que, en cambio, en un acto de congruencia con su discurso y promesas de campaña, el ex candidato del PAN a la gubernatura de Guerrero Jorge Camacho no regresará a su curul en el Congreso del estado, con lo que pretende ratificar que está contra los chapulines.

 

:Que la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados dio ayer carpetazo de facto a los trabajos de la 62 Legislatura y cerró así cualquier posibilidad de un periodo extraordinario.

Durante la reunión con sabor a despedida, los líderes solo discutieron un tema: el proceso de entrega recepción de las llaves del Palacio de San Lázaro a los legisladores electos.