Trascendió

:Que las autoridades aún desconocen el monto de los daños provocados por el tornado en Ciudad Acuña, dato que se sabrá hasta que la Sedatu termine el censo obligado y a partir de ahí también se estimará cuánto tiempo llevará levantar los cientos de casas derrumbadas por el viento.

Eso le informaron al presidente Enrique Peña Nieto, quien al final cumplió con sus dos compromisos: asistir con luz de día a la zona devastada y regresar a la Ciudad de México para la visita de Estado de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

 

:Que siguen surgiendo dudas sobre los recursos que destina el Senado a asuntos de protocolo. Ahora se sabe que ¡renta las alfombras de los visitantes distinguidos!, como la que cubrió la semana antepasada las escalinatas de Paseo de la Reforma para recibir al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Ayer se rentó la alfombra para recibir al presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y para no hacer doble esfuerzo, mejor se pagó por dos días, pues hoy habrá otra sesión solemne para hacer los honores a la mandataria brasileña.

 

:Que mientras más cerca están las elecciones más versiones surgen sobre reacomodos entre los candidatos. En Guerrero, por ejemplo, deslizan la posibilidad de una declinación del panista Jorge Camacho a favor de Beatriz Mojica, del PRD-PT, para evitar que Héctor Astudillo, del PRI, iguale o gane, lo que el blanquiazul niega con énfasis.

En la delegación Miguel Hidalgo del DF, en tanto, hablan de que Laura Ballesteros depondrá su candidatura en favor del perredista David Razú, lo que también niega ella.

Pero quienes sí anunciaron sus declinaciones fueron dos candidatos de MC: el aspirante a la gubernatura de Querétaro, Salvador López, en pro del panista Francisco Domínguez, y el aspirante a gobernador por Nuevo León, Fernando Elizondo, quien anunció la semana pasada que lo haría en favor de Jaime Rodríguez, pero nomás no lo ha formalizado.

 

:Que hay incertidumbre en el PRD del DF porque aún no se confirma la presencia del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en el mitin de cierre de campaña en el Zócalo el próximo domingo.

Mientras unos dicen que le conviene políticamente, porque a falta de liderazgos, él podría presentarse como la cabeza del partido en la capital, otros creen que confirmaría su intervención en la elección de candidatos de ese partido.

¿Qué decidirá?