Trascendió

:Que apenas terminó el desayuno con líderes obreros y empresariales, con motivo del Día del Trabajo, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, salió corriendo a reunirse con el gabinete de seguridad, pues minutos antes se le informó sobre los bloqueos en Jalisco, en respuesta a una ofensiva de fuerzas federales contra el cártel del narcotráfico que azota esa región.

El funcionario se limitó a responder que se evaluaría la situación y ya en la noche fue Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, quien dio los pormenores y el balance de los hechos en aquel estado y otras tres entidades. El mensaje fue reforzado con tres tuits presidenciales de apoyo a los jaliscienses y la advertencia de que Nueva Generación será desmantelado.

Por cierto, en Guadalajara, debido a la ola de violencia, algunas empresas que sí laboraron, como Hewlett Packard, no dejaron salir a sus empleados de las instalaciones hasta que la situación se normalizó en las calles.


:Que a pesar de los “mensajes” que cruzaron Miguel Ángel Mancera y Manlio Fabio Beltrones, durante la celebración del Día del Trabajo, ambos intercambiaron también aplausos y se fundieron en un abrazo.

Todos los invitados apapacharon y reconocieron al jefe de Gobierno del Distrito Federal por poner en agenda el tema del salario mínimo, pero el coordinador priista le recordó que dicha propuesta estuvo acompañada por la del presidente Enrique Peña Nieto.


:Que los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa y los jornaleros agrícolas de San Quintín buscan establecer una alianza para apoyar mutuamente sus causas.

Luego de participar juntos en las movilizaciones del 1 de mayo, en la Ciudad de México, acordaron que continuarán con acciones de protesta codo a codo durante las siguientes semanas, unos en demanda de la aparición con vida de los muchachos, otros por salarios y condiciones de trabajo dignos.


:Que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión citó a sesión solemne para el próximo viernes a fin de recibir la visita del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

El problema es que además de ser viernes, los diputados y senadores están ahora dedicados a las campañas hacia la elección intermedia, con lo que quizá apenas alcancen el quórum. A ver.