Trascendió

:Que el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, tuvo una intervención decisiva en las negociaciones para destrabar la llamada Ley Ficrea en la Cámara de Diputados, pues los accionistas de algunas sociedades financieras que estarán sujetas a la nueva regulación hacían un doble juego en sus conversaciones con el gobierno federal, por un lado, y con los legisladores, por otro.

Tuvo que intervenir el brazo derecho de Luis Videgaray para poner orden y establecer una coordinación con el Congreso para pactar los cambios que este miércoles se incorporarán durante la discusión del proyecto.

 

:Que el último eslabón de la dinastía Gordillo renunció a la candidatura a diputado local de mayoría en el DF en el distrito XX por el Partido Nueva Alianza. René Fujiwara prefirió no contender por razones familiares.

Lo que no está claro es si la decisión tiene que ver con el proceso que se le sigue a su abuelita, Elba Esther Gordillo, o porque dentro de pocos meses se convertirá en padre por primera vez.

 

:Que los números en las encuestas levantadas en Colima y San Luis Potosí no animan mucho a las huestes priistas. Aunque aún no dan nada por perdido, lo estrecho de los números no pinta bien para el partido que lidera César Camacho.

En contraste, donde los priistas están apostando fuerte es en el DF, con su líder Mauricio López, quien prepara un acto estelar de la primera semana de campañas para este viernes en Milpa Alta, acto en que se prevé la asistencia de César Camacho y con el que quieren mostrar músculo en esa zona.

 

:Que en el PRD no tuvieron reparos para expulsar a dos de sus dirigentes que, sin renunciar al partido, se pusieron a trabajar para otras campañas. Un caso se dio en el DF, donde José Antonio Rueda, fundador de ese partido, fue expulsado de facto por hacer proselitismo para Movimiento Ciudadano. El otro ocurrió en Sonora, donde el ex líder perredista José Curiel apareció en los mítines del candidato panista Javier Gándara.

 

:Que de los 12 diputados locales que van por alguna jefatura delegacional en el DF y 17 que buscan una diputación federal en las próximas elecciones, ninguno ha dejado su curul y, dicen, no piensan hacerlo.

Eso es vida: seguirán con su dieta y el presupuesto para campañas.