Trascendió

:Que un caso poco usual que ni el propio PRI termina por explicar es que el diputado con licencia Héctor Gutiérrez de la Garza haya sido nombrado vocero de la bancada en la Cámara de Diputados, a pesar de que aún no regresa a sus labores legislativas.

Lo que argumentan en el partido es que es un hombre de todas las confianzas del coordinador tricolor, Manlio Fabio Beltrones, para hablar por los diputados.

 

:Que la que se llevó ayer la mañana, durante la ceremonia por el 209 aniversario del natalicio de Benito Juárez encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, fue la procuradora Arely Gómez, porque fue la más solicitada.

La procuradora general de la República platicó por más de cinco minutos con su antecesor, Jesús Murillo Karam, mientras iniciaba la ceremonia en el Hemiciclo a Juárez, pero también con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y con el titular de la Función Pública, Virgilio Andrade.

Al final del acto no se supo qué o quién, pero la funcionaria expresó en medio de las carcajadas, junto con el presidente del Senado, Miguel Barbosa, y el consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos: “¡Está tremendo!”

 

:Que el presidente del Senado, Miguel Barbosa, tuvo una agenda muy complicada este sábado.

Primero asistió a la conmemoración del natalicio de Benito Juárez con el presidente Peña, después acompañó a Cuauhtémoc Cárdenas en el lanzamiento de su nueva agrupación política, pero tuvo que irse a la mitad del discurso del ingeniero porque ya se le hacía tarde para llegar a la Feria de las Naciones Unidas, que fue inaugurada en Reforma por el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

Barbosa trató de quedar bien con todos pero, como dice el dicho, “el que sirve a dos amos, con uno queda mal”.

 

:Que el PRD capitalino recompuso a tiempo el camino y logró concretar las candidaturas comunes con el PT para enfrentar las elecciones del 7 de junio.

Y es que ahora los perredistas, quienes también irán en coalición con el Panal en algunas zonas, están preocupados por la participación de Morena y no han podido medir a ciencia cierta el impacto que tendrá en la capital.