Trascendió

:Que el ambiente entre consejeros del INE está lejos de normalizarse. Ayer se descubrió que el titular de la Unidad Contenciosa Electoral, Carlos Ferrer, envía por correo electrónico proyectos de sanción a partidos, primero al consejero Ciro Murayama y, hasta después de que éste da su aval, a los integrantes de la Comisión de Quejas, quienes lo debieran recibir primero.

Este lunes por la noche sesionará esa comisión de tres consejeros, y se prevé un fuerte reclamo a los proyectos por llegar “manoseados”.


:Que también la autoridad electoral alista más sanciones contra el Partido Verde por actos anticipados de campaña. Además de que habrá nuevas medidas cautelares contra los anuncios donde participan los actores Raúl Araiza y Galilea Montijo, en las próximas horas se le impondrán 33 millones de pesos porque no ha suspendido propaganda en cines y unos 7 millones de pesos más a las dos cadenas que difunden los spots de ese partido.


:Que la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados que encabeza el priista Manlio Fabio Beltrones hará este lunes un “corte de caja” sobre el desempeño de las comisiones especiales y, con base tanto en el diagnóstico de la Secretaría General como en los propios informes de esos grupos de trabajo, determinará la extinción de aquellas que no tienen ya razón de ser… ni de gastar los recursos públicos.


:Que en San Luis Potosí no saben si celebrar o darse de topes... Uno de los gallos que perdió la elección interna de candidato a gobernador por el PRI fue el mismo que ahora, desde el mando de la Policía Federal, capturó a Servando Gómez Martínez.

Así que Enrique Galindo no perdió ritmo y tendrá que seguir como en los últimos días: negociando en Oaxaca con municipales en paro, la CNTE y sus bloqueos, los desalojos de manifestantes en Chilpancingo y Paseo de la Reforma. En fin, quién sabe si a ese gallo lo perdieron los potosinos, o lo ganaron todos los mexicanos al mantenerse en una de las áreas neurálgicas del gobierno federal.


:Que el más vale hueso asegurado que pelearte por uno, lo ejemplifica el diputado local Agustín Torres quien, por no ser electo candidato del PRD a la delegación Cuauhtémoc en el DF, abandonó también el partido.

Anunció que se iba a Morena pero, al saberse postuldo en el PRD como candidato a diputado federal, se salió de Morena y regresó donde tiene asegurado su premio de consolación.