Trascendió

:Que la creación del llamado Polo Progresista, dentro de la corriente perredista IDN y que tiene como misión defender el trabajo de los municipios del país, además de blindarlos contra la delincuencia, será la puerta para ingresar a la instauración de un nuevo partido político, lejos del PRD.

René Bejarano, la senadora Dolores Padierna y la diputada Aleida Alavez son los creadores de este concepto que piensan dirigir para hacerles frente a PRD y Morena en las elecciones de 2018.

 

:Que a la sede del PRI nacional llegaron encuestas que los pusieron muy felices de cara al proceso electoral de 2015.

Y es que, según las mediciones, en San Luis Potosí arrasarán en la renovación del Ejecutivo local, pues el ex vicecoordinador del PRI en San Lázaro José Ramón Martel adelanta tres a uno a sus más cercanos competidores, como es el caso del panista Alejandro Zapata Perogordo, hombre cercano a Gustavo Madero, por lo que todo parece indicar que la entidad seguirá en manos del tricolor.

 

:Que México presidirá en 2015 la Conferencia Regional de Migración y con ello encabezará los trabajos para hacer efectiva la acción ejecutiva de la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y reconocer hasta a 5 millones de migrantes, porque los países de origen deberán certificar la identidad de quienes se beneficiarán de dicha decisión.

De esta manera, México liderará a las diplomacias de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

 

:Que la bancada perredista en la Cámara de Diputados confía en que hoy se logre un acuerdo que permita aprobar mañana en el Senado la reforma política del Distrito Federal.

Aún más, se alistan para recibir el dictamen este mismo lunes para dispensarle todos los trámites y aprobarlo en la última sesión del periodo ordinario de sesiones.

 

:Que el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, iniciará la próxima semana una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobierno capitalina para presentar su propuesta con el fin de disminuir el presupuesto de parquímetros a la empresa concesionaria y destinar más al mejoramiento del espacio público.

Aunque no hay nada formal, parece que el proyecto está respaldado por el GDF.