Trascendió

:Que el gobierno federal se opone a los planes de PAN, PRD y PT en el Senado para aprobar una ley de amnistía, que beneficie a los 383 autodefensas de Michoacán que se encuentran presos, con el argumento de que son unas “fichitas” y ayer, en el encuentro con el PRI, el comisionado Alfredo Castillo mostró los expedientes.

Pero los panistas, que encabeza Jorge Luis Preciado, están dispuestos a que sea esta la última batalla del periodo con tal de liberar a José Manuel Mireles, así que la sesión de comisiones hoy temprano sacará chispas.

 

:Que ayer, mientras el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, ofrecía una conferencia en San Lázaro, donde aseguraba haber recibido un narcoestado, su antecesor, el panista Marco Adame, platicaba animadamente con algunos legisladores de Acción Nacional en el patio central del palacio.

A pesar de la cercanía, el perredista y el panista no se cruzaron, pues antes de que terminara la conferencia del actual gobernador, el ahora integrante del CEN panista se retiró del lugar sin tener conocimiento de lo expresado por su sucesor.

 

:Que 30 diputados federales de diferentes partidos celebraron anoche en la ex Hacienda de Tlalpan su graduación en el máster en Democracia y Parlamento, impartido conjuntamente por las universidades de Salamanca y Nacional Autónoma de México.

El boleto para la cena fue de mil 700 pesos por cabeza, una ganga en comparación con los 120 mil por legislador que costó el posgrado a la Cámara de Diputados: 3 millones 600 mil pesos por los 30 graduados.

 

:Que el ministro Juan Silva Meza rendirá hoy su último informe de labores como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal.

En el Poder Judicial de la Federación dicen que todos esperan un mensaje “contundente” y respetuoso ante el presidente Enrique Peña Nieto y los representantes del Congreso de la Unión. Silva Meza está a punto de pasar a retiro, pues su periodo como ministro culmina el 30 de noviembre de 2015.

 

:Que están duras las negociaciones entre el PT y el PRI sobre las posiciones en Nuevo León frente al año electoral.

La mano que mece la cuna de los petistas, por cierto, es la de Ricardo Canavati.