Trascendió

:Que anoche el presidente Enrique Peña Nieto tuvo un encuentro informal con empresarios del país, entre otros Gerardo Gutiérrez Candiani, previo a la reunión formal que sostendrá el próximo viernes con el pleno cupular del Consejo Coordinador Empresarial.

¿Se perfila el apoyo de los hombres del dinero al desarrollo industrial del sur-sureste de México?


:Que a propósito de Peña Nieto, dicen que esta semana podría visitar Iguala para poner en marcha el programa de seguridad que anunció para la región de Tierra Caliente en Guerrero y Michoacán.


:Que los coordinadores parlamentarios en el Congreso ayer tuvieron que cambiar cuatro veces la sede para reunirse y acordar la discusión de las nuevas iniciativas de reformas presentadas por el Ejecutivo.

Finalmente, por acuerdo entre Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y Silvano Aureoles, se decidieron por un restaurante del sur de la Ciudad de México, por San Ángel, donde difícilmente llegarían las marchas de protesta.


:Que no será “fácil” que pasen las iniciativas de reforma que anunció Peña Nieto la semana pasada, en particular la del mando único y la desaparición de ayuntamientos en casos de infiltración del crimen organizado.

De haber consenso en el Congreso y lograr su aprobación, podrían impugnarse en el terreno judicial porque hay juristas que ven en ello “invasión de poderes”.


:Que aunque la alianza en Sonora ya se cayó, PAN y PRD mantienen vigente la mesa de trabajo para construir acuerdos electorales de cara a los comicios de 2015.

Pese al rechazo de algunas facciones en ambos partidos, en Nuevo León avanza la posibilidad de que vayan juntos por la gubernatura, lo mismo que en Jalisco, donde no han descartado aliarse en varios municipios.


:Que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, decidió recoger la estafeta que otros políticos dejaron olvidada para relanzar en el debate público la iniciativa de despenalización del consumo de mariguana.

Mientras en Estados Unidos avanza su legalización con fines “recreativos”, aquí el debate se quedó adormilado en el Congreso federal, donde el también perredista Fernando Belauzarán es de los pocos que han seguido insistiendo en que se dé la discusión.