Trascendió

:Que la detención arbitraria del estudiante Sandino Bucio por parte de elementos de la Policía Federal provocó una gran contrariedad en Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, y Jesús Murillo Karam, procurador general de la República, así como en el resto del gabinete de seguridad y algo mucho más que enojo en Los Pinos.

Y es que el procedimiento utilizado para realizar la aprehensión careció del más elemental sustento legal, por lo que los agentes implicados recibirán un castigo ejemplar.

 

:Que de acuerdo con los cálculos del gobierno federal, las corporaciones unificadas de policías en Guerrero, Michoacán, Jalisco y Tamaulipas tardarán en crearse más de un año y por eso la urgencia de aprobar las modificaciones legales que las conviertan en una realidad.

 

:Que en pasillos de la SCT hay mucho interés en que el Instituto Federal de Telecomunicaciones resuelva cuanto antes la entrada de AT&T al campo de las telecomunicaciones mexicanas.

Y argumentan dos grandes razones. Por un lado la necesidad que tiene el gobierno federal de demostrar que aun con los problemas actuales México es un destino de inversión atractivo. Y por otro porque no quieren que esta decisión se cruce con el complejo tema de las nuevas cadenas de televisión.

 

:Que este sábado, los integrantes del PRD tendrán la primera medición real del impacto de la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas.

Y es que durante los trabajos del segundo pleno extraordinario del Consejo Nacional se espera que aquellos que insistieron una y otra vez en que Cárdenas se convirtiera en su dirigente nacional comiencen a definir su propio futuro al interior de ese partido.

 

:Que los propios integrantes de la Mesa Directiva del Senado se dieron cuenta de que sus legisladores no se van de puente seguido, como acusan algunos, sino que lo hacen cada fin de semana, pues los representantes del federalismo salen corriendo de la sesión del pleno cada jueves para tomar un avión o su camioneta hacia sus respectivos estados, y la mayoría no regresa sino hasta el martes por la mañana.

Esto genera una sobrecarga de reuniones de comisiones, foros y conferencias de martes a jueves, y que los lunes y los viernes esté casi vacío el recinto senatorial, por lo que para evitarlo, el perredista Miguel Barbosa prohibió las reuniones de comisiones durante la sesión. Ahora solo falta que todos usen el miércoles para desahogar sus trabajos.