Trascendió

:Que una eventual alianza electoral entre PAN y PRD para 2015 cobra cada vez más fuerza porque, a las pláticas que ya traían las dirigencias, se sumó la autorización a Ricardo Anaya, por parte de la comisión permanente panista, para explorar de manera formal esa posibilidad.

Al mismo tiempo, el mando perredista prepara un análisis de los estados donde puede concretarse esa unión de fuerzas y lo discutirá el próximo jueves, pero ya ha habido acercamientos claros en Sonora y Guerrero, pese al rechazo de un pequeño sector del perredismo.

 

:Que hablando del PRD, los fundadores de ese partido tendrán una encerrona el sábado para definir su postura frente a la respuesta de Carlos Navarrete, quien dijo que será el Consejo Nacional el que discuta la petición de renuncia que hizo Cuauhtémoc Cárdenas.

Se reunirán en casa del ingeniero César Buenrostro, Leonel Durán, Ifigenia Martínez, Porfirio Muñoz Ledo y un centenar de figuras más para echar a andar el Proyecto por México, que pretende ser una alternativa democrática para enfrentar la actual crisis nacional, según la invitación circulada.

 

:Que, por cierto, las posiciones ante el dirigente nacional Carlos Navarrete terminaron por dividirse en las cámaras. La bancada de diputados, mayoritariamente integrada por Los Chuchos, cerró filas en contraste con la posición de sus correligionarios en el Senado.

Tanto así que el diputado Fernando Belaunzarán tuvo que enviar un mensaje a su “amigo” senador Miguel Barbosa para pedirle actuar con “altura de miras” y evitar la grilla interna.

 

:Que los representantes de los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa se comprometieron a recibir al ombudsmanLuis Raúl González Pérez, porque desconfiaban de la CNDH que presidió Raúl Plascencia y por lo mismo no colaboraban en su investigación.

 

:Que nada mal le fue en su gira por Washington al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, quien regresó con acuerdos económicos y sociales, uno de ellos en materia de crecimiento con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Otro fue con la OEA, con cuyo secretario general, José Miguel Insulza, consiguió un convenio para el fortalecimiento del Programa de Justicia Terapéutica y la realización del primer Foro Latinoamericano de Jóvenes Emprendedores de las Américas.