Trascendió

:Que tras dos años de estar al frente del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Alfonso Sarabia pasó a ocupar la Dirección de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, entidad clave en el proceso de construcción de la nueva terminal, además de controlar 18 aeropuertos en todo el país.

El nombramiento obedece a que a su paso por el AICM reordenó temas complejos como el de los locales comerciales y el servicio de taxis, además de enfrentar la crisis cuando manifestantes querían tomar las instalaciones.

 

:Que luego de la reunión que organizaron la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos con empresarios sobre los campos petroleros que serán licitados en 2015, a no pocos de los asistentes les quedó la duda de si la subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar, es la idónea para explicar con claridad la denominada Ronda 1.

Tanto que al día siguiente, la funcionaria, en entrevista radiofónica, señaló que un barril de petróleo equivale a 64 litros... es decir, “solo” 95 litros menos de la cifra correcta: 159.

 

:Que, por cierto, en Hacienda reaccionaron rápido para frenar la oposición que se gestaba en el PAN contra la Ley de Ingresos y lo que los legisladores consideraban una sobreestimación del precio del petróleo.

Aunque no era toda la fracción, senadores como Francisco Búrquez, Marcela Torres, Ernesto Ruffo y Víctor Hermosillo habían adelantado que votarían contra el dictamen.

De ahí la convocatoria a reunirse con los presidentes de las comisiones de Hacienda de ambas cámaras con Luis Videgaray, para explicarles el ajuste a la baja del proyecto.

 

:Que en el Cisen están más que atareados generando reportes de inteligencia sobre la situación que priva en alcaldías de zonas de Durango, Morelos, Oaxaca, Estado de México y la frontera de Tamaulipas.

Esos informes van destinados a Eugenio Ímaz, titular de esa área, para evaluar el riesgo de otras potenciales Iguala. No vaya a ser.

 

:Que en medio del escándalo que hay alrededor de Banamex, por espionaje y fraude de 15 millones de dólares, el principal sospechoso de este caso, Federico Ponce Rojas, retiró todos sus datos de la red social Linkedin.

Los que siguen de cerca este caso estuvieron alimentando su información de dicha página, donde Ponce presumía su trayectoria por Banamex y su paso en la PGR, donde fue subprocurador.