Trascendió

:Que todo indica que los senadores que coordina Jorge Luis Preciado se fueron por la libre para decidir la solicitud de desaparición de poderes en Guerrero porque, hasta donde se sabe, el nuevo dirigente del partido, Ricardo Anaya, les pidió lo contrario, es decir, moderarse en el caso una vez que los anteriores liderazgos en Acción Nacional y el PRD estuvieron tejiendo una alianza electoral en esa entidad para los comicios de 2015.

Por lo mismo, tanto Preciado como el líder de la fracción panista en la Cámara de Diputados, José Isabel Trejo, fueron llamados anoche a una reunión con la dirigencia panista para acordar estrategias y evitar exhibir esas contradicciones en público.

 

:Que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, decidió jugar a las escondidas y dejar en suspenso a los diputados federales de la comisión especial encargada de dar seguimiento a las investigaciones sobre el asesinato y secuestro de normalistas en Iguala.

El mandatario se reunirá hoy alrededor del mediodía con los diputados en Acapulco, pero éstos conocerán el lugar del encuentro hasta el último momento… “por cuestiones de seguridad”.

 

:Que maestros y trabajadores de escuelas y dependencias del IPN se sorprendieron al recibir “amablemente” una petición de sus coordinadores de área y superiores administrativos para acudir a reuniones extramuros este miércoles, con el fin firmar una carta que llama a la legalidad en la institución.

La sorpresa no fue tanto por el contenido como por las formas, pues justo esa clase de presiones e “invitaciones” fue la que llevó al Politécnico a la situación que hoy vive, justo el día en que la Secretaría de Educación Pública, que encabeza Emilio Chuayffet, respondió positivamente a las demandas de los jóvenes.

 

:Que antes de hacer efectiva la salida del oficial mayor, Édgar Armando González, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, tuvo varias reuniones con el ahora ex funcionario, pero fue hasta el lunes cuando se tomó la decisión de que era necesaria su renuncia para mantener la buena imagen del GDF.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento aseguran que quien entrará al quite será Julio César Serna, hasta ahora director de la Central de Abasto, quien es de todas las confianzas de Mancera.