Trascendió

:Que la marcha por el 46 aniversario del 2 de octubre solo tendrá presencia representativa de los estudiantes del IPN, quienes no lograron unificar su posición al respecto; sin embargo, en la Ciudad de México autoridades locales y federales están en alerta.

Desde muy temprano, funcionarios de la Secretaría de Gobierno del DF, encabezados por el subsecretario Juan José García Ochoa, se reunieron con integrantes del Comité del 68 para garantizar que la manifestación de hoy sea pacífica y ordenada, al tiempo que se coordinaban con las áreas de seguridad federales.

 

:Que quienes también tomaron sus previsiones fueron los integrantes de la Suprema Corte, al llamar a sesión en la sede alterna ante las movilizaciones estudiantiles.

En el Poder Judicial de la Federación se dice que la decisión de mudar la deliberación sobre temas electorales a San Ángel fue para no poner en riesgo al personal que trabaja en la SCJN, ante cualquier eventualidad que se pueda registrar en el Centro Histórico.

 

:Que hablando de la movilización de estudiantes politécnicos, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, recibió múltiples felicitaciones por su disposición al diálogo público y por la muestra de oficio político que dio en Bucareli.

Sin embargo, entre los gobernadores, el único que dio el parabién a través de Twitter fue el chiapaneco Manuel Velasco, quien se adelantó a los líderes opositores Ricardo Anaya, Jesús Zambrano y Silvano Aureoles.

 

:Que entre los panistas de la comisión formada en la Cámara de Diputados para dar seguimiento a la problemática de la Línea 12, descartaron ya apoyar la posibilidad de que Marcelo Ebrard acuda a comparecer ante dicha instancia junto con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Y es que aseguran que ello solo beneficiaría a Ebrard, quien propuso asistir únicamente si lo hacía al mismo tiempo su sucesor.

 

:Que, hablando del titular del GDF, Mancera quiere convertir en ley el programa comunitario de mejoramiento barrial que opera desde 2007, en la administración de Ebrard.

En 2011 Martí Batres, como ex secretario de Desarrollo Social, se dedicó a juntar firmas para proponer a la ALDF incluirlo en la legislación, pero no tuvo éxito.