Trascendió

:Que en el gobierno federal hay gran preocupación ante la situación por la que atraviesa Guerrero, en particular con sus policías por evidente uso excesivo de la fuerza.

La fragilidad de la seguridad en el estado que gobierna el abrumado Ángel Aguirre se combina con las escisiones de cuatro grupos criminales que buscan obtener el control del territorio y que son enfrentadas por las fuerzas federales.

 

:Que el encargado de despacho de la Secretaría de la Función Pública, Julián Alfonso Olivas, comparecerá hoy ante diputados, pero en un status por demás cercano al limbo, pues la Comisión Nacional Anticorrupción, que se supone él encabezaría, de plano ya hizo agua.

Mientras, la Fiscalía Anticorrupción prevista en la iniciativa presidencial para crear la Fiscalía General de la República parece ser una posición para alguien del equipo del procurador y próximo fiscal Jesús Murillo Karam.

 

:Que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se está aplicando para sacar las recomendaciones pendientes, algunas por demandas levantadas hace tres años, antes de que acabe el periodo del ombudsman nacional, Raúl Plascencia.

 

:Que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar, anda contento porque en octubre inaugurará un nuevo edificio, una torre enclavada en la colonia Doctores que albergará las nueve salas penales.

Asimismo, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, colocará la primera piedra en el predio que dará cabida al nuevo Instituto de Estudios Judiciales, justo a un costado de la sede principal del tribunal.

 

:Que uno de los funcionarios más jóvenes del gobierno capitalino celebró este fin de semana su cumpleaños número 40 con una gran convocatoria.

A la comida para festejar al secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, acudieron lo mismo empresarios como Carlos Slim que perredistas como Silvano Aureoles, priistas como el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera, y panistas como Felipe Calderón.

Entre tacos de canasta y tequilas, Chertorivski bromeó con su jefe Miguel Ángel Mancera y se echaron un brindis por la exitosa racha que llevan desde que lanzaron el tema del salario mínimo.