Trascendió

:Que el secuestro del diputado Gabriel Gómez Michel y de su asistente, Heriberto Núñez, cometido a plena luz del día en el Periférico de Tlaquepaque, frente a las cámaras, puso en evidencia el costosísimo y poco útil sistema de videovigilancia instalado durante el gobierno de Emilio González Márquez.

Resulta que si la policía tardó en dar el aviso fue porque en los monitores ¡no había operadores! Y lo que es más, el fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, salió con la justificación de que si no hay personal para vigilar en tiempo real, no importa tanto, pues las grabaciones aún se pueden usar como videoevidencia. ¿Y para eso la megainversión?


:Que el noreste del país contará con un nuevo cuartel militar que tendrá espacio suficiente para 3 mil 200 efectivos, con los que se atenderá a Nuevo León y entidades cercanas; pero lo interesante es que por primera vez habrá inversión del Estado y la iniciativa privada en ese tipo de proyectos.

La confirmación de la obra se dio tras una reunión de empresarios en Monterrey, entre quienes estaba José Antonio “El Diablo” Fernández y el oficial mayor de la Sedena, el general Noé Sandoval, quien no en vano fue titular de la Cuarta Zona Militar, que cubre Tamaulipas, San Luis Potosí y el mismo NL.


:Que el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, tiene lista la solicitud de licencia para dejar su despacho y apuntarse a los aspirantes a la Cámara de Diputados para el periodo 2015-2018, pues el plazo para separarse del cargo vence en octubre.


:Que el ombudsman  Raúl Plascencia cabildea con los legisladores del PRI para saber si apoyarán su reelección al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Sin embargo, en la versión oficial, asegura que hasta que se dé a conocer la convocatoria definirá su postura.


:Que vaya susto se llevaron en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y es que Margarita Luna Ramos comenzó a sentirse mal durante la sesión y así se los hizo saber a los demás magistrados, por lo que tuvieron que irse a receso y acompañarla al exterior del salón de plenos.

Minutos más tarde, se supo que no era nada grave, sino que su malestar estomacal derivó de una intoxicación.