Trascendió

:Que debido a la situación que se vive en Baja California Sur tras el paso del huracán Odila, el presidente Enrique Peña Nieto retrasó su partida a Nueva York, donde participará en una reunión de la Organización de las Naciones Unidas. La salida estaba prevista este viernes por la tarde-noche, pero se decidió que el jefe del Ejecutivo se ausente del país el sábado. Su regreso será el próximo jueves.

Una vez que vuelva a México visitará por tercera vez Los Cabos para conocer los avances de las acciones para restablecer la normalidad en la zona.

 

:Que, por cierto, Ricardo Barroso, senador del Partido Revolucionario Institucional por Baja California Sur, repitió ayer su numerito de subirse a los transportes aéreos del Presidente y abordó uno de los helicópteros que salieron de Los Cabos hacia el municipio de Todos Santos.

Sin embargo, no contaba con que al descender del aparato, un grupo de pobladores locales le reclamó el incumplimiento de varios compromisos, por lo que el Estado Mayor Presidencial le recomendó retirarse y que de ninguna manera se acercara al mandatario, lo que frustró su eventual plan de aparecer en la foto. Ya será para la otra.

 

:Que mientras empleados de la Cámara de Diputados participaron en el simulacro nacional conmemorativo por el 29 aniversario del sismo de 1985, los legisladores de las comisiones unidas de Agricultura, Sistemas de Riego, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca decidieron no participar en la acción.

La alarma sonó y la diputada panista Leonor Romero Sevilla continuó su intervención, en el contexto de la comparecencia del titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, hasta que segundos más tarde el escándalo era tan perturbador que mejor se tomaron un breve receso.

 

:Que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se comprometió a que la próxima semana el director del Metro, Joel Ortega, ofrezca una conferencia de prensa para aclarar todas las dudas que existen sobre la rehabilitación del Sistema de Transporte Colectivo y los planes a mediano plazo.

Mancera confía en que su colaborador es el indicado para resolver las dificultades que ha enfrentado el Metro desde que estalló el escándalo de la Línea 12.