Trascendió

:Que en el Poder Judicial de la Federación aseguran que será por unanimidad la elección del ministro Luis María Aguilar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues no hay nadie mejor parado para ocupar el puesto que dejará vacante este año Juan Silva Meza.

Uno de los que buscaban llegar al puesto es Sergio A. Valls Hernández, pero por el mal estado de salud que atraviesa se ve imposible que pueda cumplir con su aspiración.

 

:Que contra lo que pensaron muchos, Miguel Barbosa, líder del Senado, no le hizo el feo a Morena para recibirle más firmas ayer por la tarde, sobre todo después de lo ocurrido con Andrés Manuel López Obrador y su desaire a esa cámara.

Si el perredista no estuvo en la ceremonia de recepción fue porque tenía que atender labores propias de su investidura con el Ejecutivo federal en la ceremonia del Grito de Independencia, con el presidente Enrique Peña.

 

:Que extraña que el papa Francisco no haya invitado al cardenal Norberto Rivera Carrera al Sínodo sobre la Familia, que se llevará a cabo el próximo mes en el Vaticano, pues el prelado mexicano tiene más de 15 años trabajando sobre el tema y preside la pastoral en esa materia del Episcopado Mexicano.

Y sorprende la invitación que hiciera el pontífice al obispo Alonso Garza Treviño, de Piedras Negras, a quien se le ha visto ocupado en esas cuestiones.

 

:Que en vísperas del segundo Informe del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, las bancadas de oposición en la ALDF aún quieren que el mandatario esté presente y responda a los cuestionamientos de los diputados, pese a que la Comisión de Gobierno ya les dijo que el formato no cambiará.

Lo que sí dará un giro es la conformación de la mesa directiva de la Asamblea, donde prevén que Los Chuchos se sirvan con abundancia después de su triunfo en las internas del PRD; por ello, Víctor Hugo Lobo puede ser la sorpresa.

 

:Que después de tanto discurso emitido a favor de la reforma al sistema de justicia y la necesidad de dinero extra para crear infraestructura, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar, anda feliz, porque ya le anunciaron que tendrá el próximo mes un bono extra de 600 millones de pesos, reserva del gobierno federal y capitalino.