Trascendió

:Que el coordinador del Partido del Trabajo en el Senado, Manuel Bartlett, reclamó ayer al personal del Resguardo Parlamentario haber encaminado mal a Andrés Manuel López Obrador durante su visita a la Cámara alta, al argumentar que él iba detrás del tabasqueño cuando se equivocaron de sala.

Sin embargo, sobre el desaire, el petista argumenta que también los legisladores se pudieron cambiar de lugar para acompañar al ex jefe de Gobierno y ahora líder de Morena.


:Que en medio de la polémica de la Línea 12, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, acudió a la celebración del Día del Trabajador del Metro, donde fue ovacionado.

Ahí refrendó su compromiso de elevar la calidad del servicio y, además, se sorprendió, pues, pese a la convocatoria que le hizo al director general del sistema de transporte, Joel Ortega, éste la desairó, algo que, claro, no hizo el eterno dirigente del sindicato, Fernando Espino.


:Que el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, no quiere sorpresas durante su comparecencia ante comisiones de la Cámara de Diputados del próximo 23 de septiembre, y por ello decidió “tantear” el terreno y allanarlo en la medida de lo posible.

Para ello convocó a un desayuno con medio centenar de legisladores de todas las fuerzas políticas, quienes, según se dice, salieron ayer del encuentro satisfechos con la exposición y las respuestas del funcionario respecto al megaproyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.


:Que en el Poder Judicial de la Federación no cayó nada bien el discurso de Felipe Borrego Estrada, quien se estrenó como integrante del Consejo de la Judicatura Federal e hizo una crítica a dicha institución.

Su intervención, que versó sobre la infiltración de malos jueces, les pareció un atrevimiento pero, aún más, les molestó que preguntara si en verdad es funcional dicho organismo. Pues si no, para qué se integra, ¿no?


:Que hace unos días la chiapaneca y ex diputada suplente Jeanette Moisés, quien fuera la número dos del movimiento Volver a Empezar encabezado por Manuel Espino, cumplió su primer mes en la Secretaría de Gobernación como directora de Modernización de la dependencia. Ella sí volvió a empezar.