Trascendió

:Que para evitar divisiones y diferencias públicas, los perredistas Carlos Navarrete y Miguel Barbosa tuvieron una larga plática sobre el desempeño del coordinador de los senadores, ahora como presidente de la Cámara alta, y la relación que tendrán en caso que el candidato a líder nacional del PRD triunfe en el proceso interno de octubre próximo.

Navarrete le dijo a Barbosa que él sabe bien el papel que deben desempeñar los legisladores, pues fue su antecesor en la coordinación y, por eso, aunque forme parte de la corriente Nueva Izquierda, no tendrá nada de qué preocuparse.

 

:Que, hablando de perredistas, la legisladora Aleida Alavez valora seriamente la posibilidad de dejar tirada la cuarta y última vicepresidencia de la Cámara de Diputados que la junta de coordinadores le asignó, pues en un acto de rudeza innecesaria —que hasta en futbol americano se sanciona con severidad—, los líderes parlamentarios impusieron un “candado” que en la práctica le impediría acercarse siquiera a la curul de presidente de San Lázaro para dirigir una sesión.

 

:Que la presencia de Enrique Peña Nieto en Guadalajara, durante la toma de protesta al nuevo líder de la CNC, el senador Manuel Cota, demuestra que al Presidente le gusta ir a Jalisco, tanto que con la de ayer lleva ya 10 visitas.

Las últimas dos giras al estado gobernado por Aristóteles Sandoval tuvieron como eje el campo, la del viernes 23 para lanzar la financiera rural y la más reciente para reunirse con el “voto verde” del PRI y al menos media docena de mandatarios que los acompañaron.

 

:Que los hombres del Presidente, los principales, no regatearon elogios para Manlio Fabio Beltrones durante la plenaria del PRI-PVEM, por el trabajo quirúrgico para sacar las reformas impulsadas por el Ejecutivo federal.

Pero la cosa no paró ahí: en la comida que Peña Nieto ofreció en Los Pinos al líder priista en San Lázaro y a su bancada, le refrendó ese reconocimiento. Qué mejor regalo para el sonorense, quien mañana cumple años.

 

:Que en la plenaria de los senadores panistas, Gustavo Madero, líder nacional del partido, reconoció que la estrategia político-electoral del blanquiazul para 2015 es la consulta popular sobre al alza al salario mínimo, palabras que dejaron espantados a varios legisladores.