Trascendió

:Que es inminente el anuncio de una serie de acciones del gobierno federal para detonar la economía, comenzando por una inversión de decenas de miles de millones de pesos en créditos al campo.

La novedad es que se otorgarán con base en la producción, no sobre la propiedad o tenencia de la tierra, por lo cual todos los agricultores tendrán acceso. Se espera que esto aliente la actividad económica y traiga una importante derrama.

Otra inversión implica más de 7 mil millones de pesos para rehabilitar y dignificar las escuelas que carecen de servicios e infraestructura, con datos del censo educativo. Este presupuesto lo ejercerá directamente la Federación, no los estados. ¿Desconfianza? ¡No! Cómo va a ser.

 

:Que en el Senado se confirmó que Enrique Peña Nieto promulgará el lunes la reforma energética y los panistas sí acudirán a la ceremonia. El coordinador albiazul, Jorge Luis Preciado, afirmó que acudirá hasta de traje, luego que esta semana, entre bromas, le dijo al priista Emilio Gamboa que no asistiría para que fuera el PRI quien cargara con los costos.

Por cierto, durante su viaje a Colombia, a la toma de posesión por el segundo periodo de Juan Manuel Santos, el Presidente aprovechó para mandar un par de tuits reconociendo el trabajo de los legisladores.

 

:Que en el INE están de cabeza con la organización de las elecciones internas del PRD para el 7 de septiembre. A un mes, hay más de mil impugnaciones ante el Tribunal Electoral contra el padrón y eso trae como pirinola a la consejera Pamela San Martín y a la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos.

Además, por supuesto, de haber prendido las alertas en la dirección perredista, encabezada por Jesús Zambrano, quien, por cierto, regresará a la actividad pública el lunes, luego de una semana en el hospital y otra de convalecencia en su casa por una lesión en el brazo izquierdo.

 

:Que, pese a las críticas de diputados de otros partidos por el gasto que realizó el gobernador de Campeche, Fernando Ortega Bernés, para su quinto informe, la dirigencia nacional del PRI parece no tomar en cuenta esas voces, particularmente, porque no ven oposición franca en el estado.

En el evento debían mostrar que la maquinaria priista se prepara para conservar esa gubernatura en 2015, además de que hubo, incluso, fotos y apapachos con Rafael Moreno Valle, mandatario de Puebla.