Trascendió

:Que contra las negras previsiones de quienes esperaban protestas y hasta cercos a la Cámara de Diputados cuando se aprobaran las reformas secundarias en materia energética, en el primer día del extraordinario resultó todo lo contrario.

En gran medida por el acercamiento entre Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, y José González Morfín, presidente de la Mesa Directiva, pero también jugó un papel clave el director de Servicios Especiales de PGR, Carlos Gómez Arrieta, quien ayudó a coordinar los preparativos entre los responsables de la seguridad, pues no en vano fue por más de 15 años jefe de Resguardo en San Lázaro.

 

:Que entre las previsiones que tomaron en el Palacio Legislativo estuvo que solo la mitad del personal administrativo fue convocado a trabajar e, incluso, se les adelantó la quincena para que no tuvieran que acudir a cobrarla y verse afectados por posibles cierres de calles. Al final, no hubo necesidad, como tampoco se usó la sede alterna, prevista en el auditorio Aurora Jiménez.

 

:Que algunos perredistas hicieron del mitin contra la reforma energética en la Cámara de Diputados un acto de apoyo a sus aspiraciones políticas.

Así ocurrió con los asambleístas Dione Anguiano, quien llevó camiones repletos de sus correligionarios de Iztapalapa para mostrar músculo político, y Víctor Hugo Lobo, de Gustavo A. Madero, que tampoco se quiso quedar atrás. Ambos, por supuesto, no paraban de mandar saludos desde el templete.

 

:Que el PRD en el Senado insistirá en que se revise el caso del presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, Raúl Gracia, para aclarar si quiere permanecer en el cargo o, de plano, lo asume alguien más. Esto, por aquello de que no estuvo en las sesiones de discusión en el pleno de la reforma energética, que él dictaminó junto con el priista David Penchyna.

 

:Que, en contraste, la diputada Amalia García no concluyó el recorrido de La Ruta del Migrante, que realizaba con legisladores centroamericanos, porque prefirió estar en el debate de la reforma energética en la Cámara baja. Quien también suspendió su participación en el viaje fue la senadora Gabriela Cuevas, porque, se justificó, tenía trabajo en el DF.

 

:Que independientemente de los delitos que se hayan cometido en el albergue de La Gran Familia, ese recinto no podrá ser expropiado, debido a que la ley de extinción de dominio de Michoacán fue “suspendida” por el Congreso local en junio, así que el inmueble seguirá siendo propiedad de Rosa Verduzco, mejor conocida como “Mamá” Rosa.