Trascendió

:Que en el último tramo de la discusión de la reforma energética, el tema de la práctica fracking (técnica para la extracción de gas shale) está uniendo opiniones en contra hasta de panistas.

El senador Roberto Gil dice que él no está de acuerdo con ese mecanismo, que implica el uso de millones de litros de agua dulce para la explotación de hidrocarburos. Dice el petista Ricardo Monreal que para un solo pozo requieren, ni más ni menos, 29 millones de litros, a los que se agregan 600 sustancias contaminantes.

 

:Que, hablando de la legislación energética, la expectativa y la negociación con el Congreso para convocar al periodo extraordinario de sesiones y aprobar las leyes secundarias cambiaron la agenda del secretario de Gobernación.

Miguel Ángel Osorio Chong postergó para la próxima semana su visita a Nuevo Laredo con el fin de evaluar la nueva estrategia de seguridad en Tamaulipas.

 

:Que, por las leyes secundarias, ni Jesús Zambrano ni Miguel Barbosa tienen interlocución con el gobierno federal.

El dirigente perredista y el coordinador en el Senado rompieron las pláticas con Luis Videgaray y Aurelio Nuño ante la segura aprobación, sin la izquierda, de la legislación energética.

 

:Que, a pesar de esa ruptura, Manlio Fabio Beltrones abrió la puerta a los grupos de izquierda para debatir sus propuestas en materia energética.

Antes de iniciar la sesión de la Comisión Permanente del Congreso, buscó a diputados de PRD, PT y Movimiento Ciudadano para proponerles pactar un debate ordenado con los planteamientos que realmente tengan sustento y dejar fuera los que solo pretendan retrasar la discusión o, de plano, sabotear la votación.

 

:Que, precisamente por este tema, la bancada del PRD en San Lázaro, liderada por Silvano Aureoles, está dividida.

Los diputados de Nueva Izquierda, la corriente de Zambrano, quieren debatir cada una de las más de 3 mil reservas que se espera sean presentadas; mientras que IDN, de René Bejarano, considera que es mejor encabezar “acciones de resistencia civil” durante la discusión de los dictámenes o lo que es lo mismo: tomar la tribuna.