Trascendió

:Que Enrique Peña Nieto aprovechó los partidos de la selección nacional para transmitir mensajes muy visuales sobre sus círculos cercanos y afectos personales.

En el primer juego del Tri, contra Camerún, se hizo acompañar por el staff de Los Pinos y miembros del gabinete; contra Brasil, por sus hijos y varios jóvenes, y ayer por los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de Educación, Emilio Chuayffet, además de los reporteros de la fuente presidencial.

Luego se difundió la llamada en que aconsejó al “Piojo” Herrera, así nomás, pa’ rematar.

 

:Que, además, cayó muy bien la presencia de la esposa del Presidente, Angélica Rivera, en Recife, para ver el partido entre México y Croacia.

Rivera y sus hijas, Sofía, Fernanda y Regina, junto con Nicole, hija menor del mandatario, fueron recibidas por los directivos de la Federación Mexicana de Futbol.

 

:Que el que estuvo a punto de llevarse la quiniela fue el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien antes del juego tuiteó su predicción de un triunfo 2-0 para México.

Al final le falló el marcador, pero no el optimismo. Eso sí, después del partido, al hablar de temas de seguridad, prefirió ser reservado y hacer pronósticos más conservadores.

 

:Que solo Holanda puede salvar al presidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, de pagar una taquiza, pues ayer, al medio tiempo del México-Croacia, se comprometió a organizar la comilona para el quinto juego del Tri.

Pero el que se voló la barda fue el perredista Silvano Aureoles, pues no solo acertó al marcador de 3-1 ante Croacia, sino que ofreció una cena a legisladores y periodistas para celebrar el pase del equipo de “El Piojo”.

 

:Que el caso de la Comisión de la Familia se enreda cada día más en el Senado y no solo por las declaraciones de su presidente, el panista José María Martínez, quien de golpe y plumazo descalificó a la mayoría de las familias mexicanas con sus definiciones religiosas.

Resulta que Martínez la presentó como una comisión especial y de pronto apareció como ordinaria, con presupuesto y facultades para dictaminar, lo que hizo las delicias de los grupos conservadores.

Ahora el PRD exigirá cuentas de esa decisión a la propia Junta de Coordinación Política que encabeza el también albiazul Jorge Luis Preciado.