Trascendió

:Que la euforia futbolera no fue un distractor para que Emilio Lozoya Austin, titular de Pemex, compareciera en San Lázaro, ante la comisión investigadora de los contratos otorgados a Oceanografía.

Como la reunión inició alrededor de las 10 de la mañana y se prolongó más allá del México-Camerún, el coordinador priista, Manlio Fabio Beltrones, hizo marcaje personal en el terreno legislativo del Salón Verde, para centrar a su equipo tricolor y dominar el encuentro.

El sonorense se dijo satisfecho con la acción, pues los diputados de oposición le reconocieron cumplir su palabra y no ser ordinario dejando todo el trabajo hecho para esconderse a ver el juego de México.

Dicen en San Lázaro que Beltrones sí que sabe cuidar el fuera de lugar.

:Que ya se prepara la Cumbre de la Alianza del Pacífico que se realizará el 19 y el 20 de junio en Nayarit.

El presidente Enrique Peña Nieto será el anfitrión y se ha pronunciado por que se cuente con un mayor número de socios, además de sus integrantes fundadores: Chile, Colombia, México y Perú.

Y es que algunos mandatarios consideran que este bloque tiene un espíritu incluyente, aunque entre sus cualidades destaca que los cuatro países agrupados generan un PIB de poco más de 2 billones de dólares, lo que lo convertiría en la décima economía del mundo.

:Que este sábado René Bejarano, líder de la corriente perredista IDN, encabezará una marcha en la delegación Gustavo A. Madero para exigir que ahí se garantice la libertad de manifestación.

Lo mejor es que se tiene como destinatarios a la jefa delegacional, Nora Arias, y al diputado local Víctor Hugo Lobo, de la corriente Nueva Izquierda, a quienes acusa de boicotear las actividades de cualquier grupo perredista que no pertenezca a la tribu de Los Chuchos, encabezada por Jesús Ortega y Jesús Zambrano.

:Que apenas habían pasado 10 minutos del segundo tiempo del partido entre México y Camerún, cuando el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se levantó de su silla y se retiró a su despacho para reunirse en privado con el consejero jurídico, José Ramón Amieva, y el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

Y aunque prometió regresar para dar una entrevista, prefirió evitar los micrófonos para no hablar con la prensa de las críticas que hizo Marcelo Ebrard a su administración por el caso de la Línea 12 del Metro.  

tribu