Trascendió

:Que Petróleos Mexicanos invertirá 3 mil 400 millones de pesos para renovar su flota menor con 22 nuevas embarcaciones de manufactura local, lo que generará más de 8 mil empleos.

En un cuarto de siglo la empresa no había comprado un solo barco nacional. El programa presentado por el director de Pemex Comercio Internacional, José Manuel Carrera, pretende modernizar con navíos de diferentes calados y nuevas tecnologías en el contexto de la reforma energética.

 

:Que en próximas fechas, la Suprema Corte de Justicia decidirá si el Seguro Social debe otorgar a mujeres y hombres todos los derechos surgidos de las relaciones de concubinato.

Se trata de un caso a cargo del ministro Luis María Aguilar, en el cual el IMSS le negó la pensión de viudez a una mujer de Quintana Roo que no cumplió los cinco años que requiere el instituto para que el concubinato sea reconocido, a pesar de que la ley del estado establece que solo se necesitan 24 meses para ello.

 

:Que después del presidente Enrique Peña, el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, fue el que más aplausos recibió durante la entrega de las obras de reconstrucción de La Nueva Pintada.

El secretario fue ovacionado por la gente, y hasta el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, dijo que la calle principal de la comunidad se llamará Paseo Montejo, en honor a su natal Yucatán.

 

:Que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Édgar Elías Azar, estaba muy interesado en quedar bien con la delegación extranjera que lo visitó ayer para conocer cómo está operando el programa de justicia alternativa.

Pero al ser abordado por los reporteros, el magistrado les dijo que estaban a punto de echarle a perder la reunión con sus cuestionamientos, por lo que los coreanos iban a pensar que “somos unos nacos aquí”. ¡Sopas!

 

:Que, al parecer, el presidente del PRI, César Camacho, tiene un sexto sentido.

Resulta que el líder canceló de última hora su asistencia al Congreso Agrario Nacional, organizado por la Central Campesina Independiente, el cual se convirtió en un escenario de reclamo de los dirigentes del campo, que acusan al tricolor  de “verlos menos” a la hora de establecer las cuotas de representación en congresos y ayuntamientos. Y, ni modo, al que le tocó aguantar el diluvio fue a José Encarnación Alfaro, secretario de Organización, quien acudió como su representante.