Trascendió

:Que como está definido que el calendario de revisión de las leyes secundarias arranca después de la primera semana de junio, una veintena de senadores encabezados por el priista Raúl Cervantes viajará a España esta semana para participar en el homenaje que rendirán las Cortes a Octavio Paz, con motivo del centenario de su natalicio.

En la comitiva resaltan los coordinadores de PRI, Emilio Gamboa; PAN, Jorge Luis Preciado, y el presidente de la Comisión de Comunicaciones, Javier Lozano.

 

:Que el presidente de Francia, Françoise Hollande, recibió en el Palacio del Elíseo al jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, en un gesto de cortesía generalmente reservado para presidentes y jefes de Estado.

En su visita, Mancera trabajará de hoy al miércoles con su comitiva en temas de turismo y fomento económico para impulsar proyectos en beneficio de París y la Ciudad de México.

 

:Que Jesús Zambrano le quitó al coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, las ganas de competir por la presidencia de la Mesa Directiva en el Palacio de San Lázaro para el último año de la 62 Legislatura, y de ahí buscar la candidatura al gobierno de Michoacán.

Zambrano, cuentan, le pidió mantenerse como factor de cohesión —hasta donde eso es posible— entre los representantes de las tribus y las minifacciones de su fracción parlamentaria.

  

:Que quien anda como pez en el agua es el diputado federal Luis Espinosa Cházaro, presidente de la comisión investigadora para casos de corrupción en Pemex.

Aseguran en San Lázaro que, a cambio de no mover las aguas azules o tricolores, el suegro del legislador del PRD sigue como director de Recursos Materiales de la Cámara de Diputados, con un salario superior a 100 mil pesos mensuales.

 

:Que el director de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, trae un lío con el comportamiento “políticamente descuidado” de dos de sus subordinados en el DF: Luis Javier Guerrero y René Vivanco, de la Gerencia Metropolitana Sur, quienes ocuparon vehículos oficiales rotulados con los logotipos de Sedesol y Liconsa para movilizarse a un acto del PRI en la delegación Benito Juárez y hasta se estacionaron frente al local de los tricolores.

 

¡Ouch!