Trascendió

:Que al pie de los helicópteros en Uruapan, Michoacán, Enrique Peña Nieto y el comisionado para ese estado, Alfredo Castillo, sostuvieron una larga charla 

Luego de la gira presidencial por Tepalcatepec, por espacio de 15 minutos hablaron sobre la problemática regional, mientras a una distancia prudente los observaban el gobernador de la entidad, Fausto Vallejo, y el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

 

:Que, por cierto, en la visita de Peña Nieto a Tepalcatepec, los integrantes de los grupos de autodefensa, ahora registrados como Fuerza Rural, brillaron por su ausencia.

A pesar de que fueron reconocidos por el Presidente, no hubo ningún elemento presente en los operativos de seguridad por la gira del mandatario.

 

:Que el coordinador del Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal, se perfila para ser el primer presidente de Morena, una vez que se formalice su registro como partido.

Dicen que Andrés Manuel López Obrador anda muy molesto con Martí Batres, porque no ha sabido conducir ni constituir su capital político. 

 

:Que el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, trabaja sigilosamente en la construcción de su propia tribu, y para ello ha sumado ya a liderazgos relegados por las cúpulas de las corrientes Nueva Izquierda y Alternativa Democrática Nacional.

Sin embargo, para su mala suerte, el asunto llegó a oídos de Jesús Ortega y Jesús Zambrano, líderes de Los Chuchos, quienes ahora lo ven con recelo y ya debaten si debe o no seguir al frente de la bancada perredista.

 

:Que hasta el GDF llegó información que relaciona a Silvia Zumaya, líder de los pobladores de San Bartolo Ameyalco que se oponen al proyecto hidráulico, con Aleida Alavez, diputada federal perredista ligada a René Bejarano

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento se afirma que, más allá de cualquier argumentación, está claro que la verdadera causa del problema es el jugosísimo negocio de las pipas de agua.

 

:Que el senador Ernesto Cordero aseguraba ayer que, hasta la hora en que comió con los coordinadores de PRI, Emilio Gamboa, y PRD, Miguel Barbosa, no había recibido invitación de Gustavo Madero para la ceremonia donde se le ratificó al frente de la dirección del partido por otros 17 meses.