Trascendió

:Que el conflicto entre Estanislao Beltrán y José Manuel Mireles se desbordó el 27 abril, cuando fuerzas federales y autodefensas viajaron por horas en la sierra para entrar por sorpresa al poblado de La Mira y realizar un operativo.


Pero, sin consultar, el doctor se fue por carretera para llegar al sitio en poco más de una hora, y los federales encontraron a cinco autodefensas no armados ejecutados en un retén de Chuquiapan, al parecer por decisión del sujeto apodado “El Plátano”, un viejo conocido de Mireles que, siendo médico, difícilmente podrá justificar que haya movido uno de los cuerpos, al que le levantó la cabeza para que tomaran una foto, sin esperar a que se presentara el MP.


:Que el PAN sigue retrasando temas en el Senado: pidió posponer la elección del consejero profesional de Pemex Héctor Moreira Rodríguez, propuesto por el Ejecutivo para asumir ese cargo.


Los panistas han solicitado diferir diversos nombramientos mientras finaliza el proceso de renovación de su dirigencia nacional.


:Que los diputados federales del PRD lograron unificarse, pero no respecto a las leyes secundarias pendientes, sino para vincular la agresión a balazos contra su compañero Ramón Montalvo con el que juzgan “desbordado” clima de inseguridad en el Estado de México.


Eso a pesar de que el dirigente nacional perredista, Jesús Zambrano, unas horas después de los hechos expresó: “Iban por él, no se llevaron ninguna pertenencia…”.


:Que a unos días de la elección interna en el PAN, cuentan que los más activos en llamadas para solicitar el apoyo de casi 220 mil panistas son los del equipo de Gustavo Madero que, dicen los de enfrente, no tienen aún amarradas las 90 mil firmas que presentaron para su registro.


De ser así, la diferencia entre ganador y perdedor podría ser por escaso margen y no dos a uno, como prevé Madero con las firmas que exhibió, casi el doble de las que mostró en su inscripción Ernesto Cordero.


:Que donde brincaron hasta el techo fue en la SCJN, cuando se enteraron de que alguien creó un perfil falso de la ministra Margarita Luna Ramos en las redes sociales.


La Corte pidió a la administradora de Twitter dar de baja dicha cuenta, que ya tenía más de 280 seguidores.