Trascendió

:Que a la par de la instalación del periodo extraordinario en el Congreso de la Unión, los presidentes de las comisiones de Hacienda y Energía en la Cámara de Diputados, Isabel Trejo y Marco Antonio Bernal, iniciarán el análisis de la parte que les toca de las leyes secundarias de la reforma energética.

Tanto panistas como priistas confían en que a finales de mayo la aprueben y la envíen al Senado para su posible ratificación.

 

:Que los candidatos a la presidencia nacional del PAN, Ernesto Cordero y Gustavo Madero, realizarán la próxima semana una serie de cierres regionales de campaña previos a la elección del próximo domingo.

Cordero viajará a Zacatecas, Durango, Veracruz, Baja California Sur, Yucatán, Estado de México y Distrito Federal, en tanto que Madero prevé estar en Puebla, Nuevo León y Jalisco.

 

:Que los obispos de Guerrero se sienten traicionados por el gobernador Ángel Aguirre, luego de que éste enviara al Congreso del estado la iniciativa para legalizar el aborto.

Consideran que el mandatario les jugó chueco al no consultarlos antes de tomar esa decisión, sobre todo porque, dicen, siempre lo han apoyado, en particular tras los desastres naturales que han azotado a la entidad y esperarán el momento idóneo para cobrarle la afrenta.

 

:Que en la ALDF sí saben gozar de la vida…

Resulta que los asambleistas Miriam Saldaña Cháirez, del PT, y Rosalío Pineda Silva, de Movimiento Ciudadano, viajan a Grecia acompañando al administrador de la Central de Abasto, Julio César Serna, a la conferencia anual de la Unión de Mercados Mayoristas.

El pero está en que los legisladores se fueron desde el sábado por la tarde y regresan hasta el siguiente fin de semana, aun cuando el evento solo es del 14 al 16 de mayo y ellos solo participarán en una de las conferencias.

 

:Que en la delegación Coyoacán aseguran que muy pronto se reiniciará el conflicto por la instalación de parquímetros.

El problema tendrá un nuevo cariz, pues ahora la propia demarcación, que encabeza el perredista Mauricio Toledo, se sumó a quienes opinan que debe retrasarse este programa.

Sin embargo, en el Gobierno del Distrito Federal piensan diferente, lo que augura jornadas difíciles para todos los involucrados.