Trascendió

:Que los coordinadores parlamentarios Emilio Gamboa, Jorge Luis Preciado y Miguel Barbosa no se despegarán este fin de semana de sus oficinas del Senado, aunque el resto de legisladores se haya regresado a sus estados.

La intención es que, aunque con amagos de bloqueo de los panistas encabezados por Roberto Gil, sí haya reforma política antes de cerrar el periodo.

:Que los coordinadores de los diputados federales del PRI, Manlio Fabio Beltrones; del PAN, Luis Alberto Villarreal, y del PRD, Silvano Aureoles, no están dispuestos a cargar con los costos políticos del atorón de las leyes de telecomunicaciones y político-electoral en el Senado.

Por eso prevén instalar su periodo extraordinario de sesiones en San Lázaro el mismísimo 1 de mayo o un día después y, en caso de que para entonces no hayan recibido todavía las minutas de los senadores, declarar un receso hasta que la colegisladora se digne a resolver los pendientes...

:Que se tiene previsto que el próximo lunes el gobierno federal, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, presentará el Plan Nacional de Infraestructura.

El conjunto de proyectos carreteros, de salud y telecomunicaciones busca cumplir, al menos, 14 de las promesas de campaña que se hicieron durante 2012 y detonar el crecimiento con la inversión de capital.

:Que los problemas de Alstom no amainan y no solo por su participación en el consorcio que construyó la Línea 12 del Metro. Resulta que el tercero perjudicado en el amparo concedido a la presidenta de la trasnacional francesa en México, Cintia Angulo de Leseigneur, interpuso recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado.

Por ello, el proceso penal contra la señora Angulo de Leseigneur seguirá en pleno vigor hasta en tanto no se resuelva dicho recurso, lo cual, nos aseguran, puede tardar aún varios meses. Y Alstom está apuntadísima para participar en los nuevos proyectos ferroviarios que en breve convocará la SCT.

:Que México es el país en donde existen millones de seguidores de Juan Pablo II y el que registra un movimiento numeroso organizado para oponerse a su canonización, que es ya inevitable.

Sin embargo, consideran sus representantes que los tiempos de la Iglesia son lentos y otro Papa podría corregir la decisión del actual Pontífice.