Trascendió

:Que a Ernesto Cordero y Gustavo Madero no les importó mucho que estén apenas por cumplir la mitad de una campaña que, aunque deslucida y salpicada por continuas acusaciones, es muy corta y se tomarán unos días de descanso.

Ambos contendientes a la presidencia nacional del PAN no perdonaron el periodo vacacional de Semana Santa.

Cordero, que visita Baja California, y Madero, quien estará hoy en Nayarit, al finalizar esas giras el jueves, bajarán la cortina hasta el próximo lunes.

:QueRené Bejarano se quiere internacionalizar y, de paso, meterle un gol al gobierno mexicano, además de ganar adeptos entre los mexicanos indocumentados en Estados Unidos.

El perredista encabezará próximamente un encuentro en el Memorial Coliseum de Los Ángeles, California, para hacer patente su rechazo a la política de deportaciones masivas del gobierno de Barack Obama.

Habrá que ver si su poder de convocatoria en EU es cercano al que tiene en el Distrito Federal o si se trata de pura llamarada de petate.

:Que a pesar de que aún faltan muchos meses para la elección y que el senador perredista por Guerrero Armando Ríos Piter se perfila no solo como el candidato de su partido, sino como fuerte contendiente a la gubernatura de la entidad, ya le brincó un gallo para retarlo.

Se trata de su compañero de fracción en la Cámara alta Sofío Ramírez, quien ya externó sus pretensiones, aunque con un muy bajo perfil.

Dicen los mal pensados que aun cuando sabe que perderá la elección interna, Ramírez se apuntó con un objetivo central: los recursos, pues “jugar a perder, a veces es bien ganar”.

:Que en la cúpula priista andan muy contentos con su programa de afiliación, pues aseguran que su partido es el que más militancia tiene.

El PRI entregó al Instituto Nacional Electoral un listado de 5 millones 985 mil correligionarios y sus dirigentes afirman que seguirán buscando sumar durante todo el año.

¿Será?

:Que el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, supervisará de manera personal el dispositivo de seguridad con motivo de Semana Santa en Iztapalapa.

Dicen que el funcionario capitalino está “muy metido” en la demarcación, con la firme intención de buscar posicionarse con miras a un cargo de elección popular en 2015.