Trascendió

:Que el operativo de un grupo especial de la Agencia de Investigación Criminal para trasladar el viernes pasado al ex secretario de gobierno de Michoacán Jesús Reyna García al edificio principal de la PGR, obligó a que el subprocurador Rodrigo Archundia regresara inmediatamente de Tlaxcala para conducirlo personalmente a las instalaciones de la Seido.

Hoy Reyna se encuentra arraigado en el Centro de Investigaciones Federales de la colonia Doctores, DF, debido a que un lugarteniente de Los caballeros templarios tenía consigo la clave del Nextel del ex gobernador interino.

 

:Que los coordinadores en el Senado de PRI, Emilio Gamboa, y PRD, Miguel Barbosa, discutirán hoy el intento de los perredistas de retrasar la aprobación de las leyes secundarias de las reformas en telecomunicaciones y energética.

En el Congreso hubo sorpresa, porque todas las corrientes del PRD quieren imponer su propia agenda.

 

:Que las cosas se le seguirán complicando al ex presidente del PRI en el DF Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien fuera nuevamente exhibido en un escándalo de probable abuso laboral-sexual.

Será esta semana cuando la dirigencia nacional priista aplicará una auditoría a las finanzas a su gestión y, de encontrarse irregularidades, le abrirían un proceso de expulsión.

 

:Que el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, designó a Plácido Morales Vázquez, político experimentado de todas sus confianzas y con quien comparte una larga relación personal, como coordinador general de Gabinetes.

El objetivo es que quien fuera director de Trabajo y Previsión Social en la gestión de su abuelo, Manuel Velasco Suárez, reencauce al gobierno en la administración pública, el derecho, la política y el desarrollo social para poder cumplir las promesas hechas por el mandatario.

 

:Que en Yucatán hay malestar entre contribuyentes pequeños, medianos y grandes porque el secretario de Finanzas, Roberto Antonio Rodríguez Asaf, ha aumentado impuestos a vehículos usados, tenencias y obras materiales, entre otros.

 En su oficina lo justifican porque, dicen, tiene “mucha presión” de la SHCP, que pretende que todas las entidades federativas aumenten su recaudación, lo que ha llevado Rodríguez Asaf a ofrecer a la iniciativa privada yucateca, a cambio de que pague ahora, incentivos en el futuro.