Trascendió

:Que en el gobierno federal ven las manifestaciones contra la reforma en telecomunicaciones, de Jesús Zambrano y Cecilia Romero, en el contexto de la renovación de las dirigencias de PRD y PAN.

Sin embargo, en Los Pinos y la Secretaría de Gobernación dicen que se dará el tiempo necesario para que se aclaren los escenarios internos en ambos partidos e ir después en firme con las leyes secundarias en la materia.

 

:Que la Conferencia del Episcopado Mexicano, que preside el cardenal José Francisco Robles Ortega, le quiere entrar con todo al tema de seguridad.

Por ello analizará en un documento la situación de las víctimas de violencia, inseguridad, secuestro, trata de personas, extorsión, amenazas, levantones, robos, asaltos, migración forzada y asesinatos, a fin de ofrecer a sus fieles orientación pastoral.

 

:Que, al parecer, al director del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, Miguel Ángel Margáin, no le importa que la ley le impida intervenir en el conflicto iPhone versus iFone por sus ligas con la firma de abogados Arochi, Marroquín y Lindner, que representa a Apple.

Todo indica que Margáin maniobra para frenar la resolución que confirme la infracción cometida por la empresa estadunidense al violar los derechos de propiedad que la mexicana iFone SA de CV tiene sobre su marca registrada en 2003, lo cual resolvieron ya la Suprema Corte y el propio IMPI en 2011.

 

:Que el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, busca alianzas para impulsar su proyecto de desarrollo de la frontera sur.

Apenas se reunió en Tuxtla Gutiérrez con la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú y con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, con quien planteó convenios de investigación e intercambio académico de la Universidad Autónoma de Chiapas con instituciones estadunidenses.

 

:Que los únicos en el país que no podrán gozar del beneficio de comprar limón a precio justo serán los defeños.

En la Ciudad de México no podrá aplicarse el convenio firmado por los titulares de Diconsa, Héctor Velasco, y Profeco, Lorena Martínez, para vender el kilo a 26 pesos, porque los delegados perredistas se resisten a que haya puntos de venta de Diconsa, a pesar de que son bien vistos por el Gobierno del DF.