Trascendió

:Que en el Congreso de la Unión llamó la atención que los presidentes de PAN, Cecilia Romero, y PRD, Jesús Zambrano, se quejaran de que la iniciativa de reforma en telecomunicaciones mantuviera el tema de la regulación de contenidos en radio y tv en la Secretaría Gobernación, y no se traspasara al organismo autónomo del Ifetel.

Desconocían que por 466 votos a favor y 15 en contra se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación, en donde se dotó de recursos a la Segob, por todos los partidos, para realizar precisa y expresamente la vigilancia y supervisión de contenidos.

:Que la que sintió el rigor de sus compañeros de bancada fue la alcaldesa de León, Bárbara Botello.

Y es que los legisladores están sentidos por sus declaraciones sobre los moches sin hacer la más mínima distinción partidaria.

Bárbara tendrá que hacer muchos méritos para que a los diputados se les olvide el incidente para el próximo presupuesto.

:Que ayer hubo en el Senado un fuerte cabildeo para impedir que los 38 senadores del PAN, con Roberto Gil a la cabeza, frenaran la ratificación de Monte Alejandro Rubido como comisionado de Seguridad Pública.

Emilio Gamboa consiguió en el pleno 71 votos de PRI PRD, PVEM, PT y Layda Sansores, de Movimiento Ciudadano, con lo que quedó evidenciado que los del PAN no son indispensables para que las leyes secundarias de las reformas estructurales sean aprobadas.

:Que la reacción de los senadores del PAN, a los que comanda Jorge Luis Preciado, no esperó mucho y aseguran que podrían regresar en breve a la mesa de negociaciones de las leyes secundarias de la reforma energética.

 Dicen que quedaron “muy conformes” con las declaraciones de Luis Videgaray, en las que el secretario de Hacienda señala que el fraude de Oceanografía a Banamex se detectó en este sexenio y porque ya no se habla de restricciones de acceso a la información del caso en Pemex.

:Que los integrantes de la Comisión del DF se quejaron con Miguel Ángel Mancera por lo que califican de “desdén” del gobierno capitalino a la Cámara de Diputados, porque el director del Metro, Joel Ortega, se negó a ir San Lázaro a explicar las fallas en la Línea 12, a pesar de que la invitación está suscrita por todos los partidos, la cual, aseguran, no ha respondido.