Trascendió

:Que a pesar de que el gobierno federal decidió no rescatar Oceanografía, tras destaparse el escándalo de los presuntos fraudes de la empresa contra Pemex, Banamex, IMSS e Infonavit, con los trabajadores la cosa será distinta.

Se prevé que el presidente Enrique Peña Nieto acuda la próxima semana a Campeche para dar ayuda a los miles que han perdido sus fuentes de empleo y, dicen en Los Pinos, “son los más afectados y los que menos responsabilidad tienen”.

 

:Que por más que Marcelo Ebrard se desmarque de las fallas en la Línea 12 del Metro, las cosas siguen apuntando a errores, descuidos o negligencias ocurridos durante su administración.

Con el deslinde de la Secretaría de Obras del DF y del consorcio ICA-Carso-Alstom en la incompatibilidad de las vías con los trenes adquiridos, ahora todo se enfila hacia el hombre a quien Ebrard designó director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, quien en medio de la crisis no ha salido a dar una sola declaración.

 

:Que en el Senado se comenta que después de su encontronazo con la UNAM y con el gobierno de Guerrero, al ombudsman nacional, Raúl Plascencia, se le siguen complicando las cosas.

 Ahora se trata de la integración a la plantilla de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de colaboradores del primer círculo de la senadora panista Mariana Gómez del Campo, quien, por cierto, fue quien le organizó el festejo a Plascencia cuando fue nombrado titular de la instancia.

 

:Que el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, fue el primer sorprendido con la denuncia que sus compañeros Fernando Zárate y Rosendo Medina interpondrán contra Alejandro Poiré y Genaro García Luna por dar por muerto a Nazario Moreno, El Chayo, en diciembre de 2010.

 Y es que los legisladores “se brincaron” la autoridad de su líder parlamentario y conversaron el asunto con el dirigente nacional perredista, Jesús Zambrano, quien dio luz verde casi en automático.

 

:Que, hablando del caso de El Chayo, el funcionario en el gabinete de seguridad más felicitado es Tomás Zerón, titular de la Agencia de Investigación Criminal.

 

Y es que al funcionario de la PGR le ha tocado liderar los trabajos de inteligencia contra el narcotráfico y bandas de secuestradores, entre ellos el más simbólico, la captura de Joaquín El Chapo Guzmán.