Trascendió

:Que el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, viajará el lunes a Michoacán para seguir con los trabajos que tienen que ver con la seguridad en ese estado.

El funcionario federal aseguró que éstos se reforzarán para dar certeza a la población y controlar el avance de las autodefensas.

 

:QueGuadalupe Acosta Naranjo, ex presidente del PRD, considera que lo que está pasando en el sector de telecomunicaciones y competencia es de verdad importante, “una revolución”, una vez que el Ifetel declaró a Televisa, Telmex y Telcel preponderantes.

Es evidente, cierto, pero nunca antes se había hecho esa declaratoria, dice el perredista, quien considera que de una primera y rápida lectura, “esto traerá consecuencias legales y de mercado que implicarán una estricta regulación para limitar la acción de esos grupos empresariales”.

 

:Que al menos hay un factor que detiene las negociaciones de las leyes secundarias de la reforma energética ente legisladores de PRI, Verde y PAN con funcionarios de Pemex.

Resulta que en la mesa de negociación los diputados insisten en que los altos funcionarios de la empresa rindan cuentas al Congreso, empezando por obtener el respectivo aval y ratificación para ejercer el cargo.

A esto se niegan los funcionarios de Pemex, pese a que en los sexenios panistas hubo casos de corrupción y desvío de recursos.

 

:QueMarcelo Ebrard va con todo en la carrera por la dirigencia nacional del PRD, independientemente de si Cuauhtémoc Cárdenas decide lanzarse como “candidato de unidad”.

Ayer el ex jefe de Gobierno capitalino estuvo en un foro en el que encabezó los festejos del Día Internacional de la Mujer, en donde hubo cientos de acarreados a los que los organizadores les entregaron su infaltable box lunch.

 

:Que a unos cuantos meses de haber tomado posesión, el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, se enfrenta a un difícil panorama de violencia en Morelos.

Durante su visita pastoral a varias regiones de la diócesis, dijo que “ha quedado sorprendido” de que en municipios como Tlaltizapán se hayan registrado hasta 27 secuestros.

Para él, el contraste es más que fuerte pues en la diócesis de Campeche, que anteriormente ocupó, las cifras en este sentido son casi inexistentes.