Trascendió

:Que en los gobiernos federal y de Michoacán aseguran que la visita del diputado perredista Silvano Aureoles a Apatzingán fue el detonante para que miembros de las autodefensas echaran al priista Uriel Chávez de la presidencia municipal.

Dicen que la acción no era necesaria y le ven interés electoral, porque aseguran que ya se investigaba tanto al alcalde como al padre Gregorio López y por eso no participaron los líderes de los grupos de autodefensa.

:Que hay quienes no saben perder, pero tampoco aprenden a ganar. Kafkiano desenlace tuvo la propuesta de la fracción perredista en San Lázaro de que la minuta sobre la Ley de Consulta Popular se discutiera en el pleno sin pasar por comisiones, lo cual se aprobó.

Pero en cuanto se anunció el procedimiento, diputados del propio PRD, PT y MC tomaron la presidencia de la Mesa Directiva y frenaron la discusión que tanto han querido que tuviera el visto bueno para darle palo a la reforma energética. ¿Resultado? El documento terminó… en comisiones.

:Que, al parecer, se están alineando las cosas para construir la candidatura de unidad de Cuauhtémoc Cárdenas para la presidencia del PRD.

El IFE eliminó los candados que impedían la reelección del ingeniero, que suma cada vez más apoyos, y el senador Alejandro Encinas promueve entre consejeros cerrar filas.

Ahora falta que Los Chuchos convenzan a Carlos Navarrete de declinar a favor del fundador de ese partido.

:Que en la celebración del 85 aniversario del PRI no estuvo su líder formal en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Hay que recodar que la dirigencia de César Camacho designó a 16 delegados especiales en sus comités y ellos no responden a Cuauhtémoc.

:Que varios bots políticos (cuentas de Twitter pagadas para aplaudir o atacar desde redes sociales) generaron una lluvia de mensajes ofensivos contra la directora de la Comisión de Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga, por haber pronunciado mal los nombres Tezompan y Apatauyan, dos localidades de la sierra de Puebla, por lo cual ella se disculpó.

¿Los ciberlinchadores pronunciarán bien y a la primera voces autóctonas como Tzitzipandácuri o Chicxulub? ¡Felicidades!