Trascendió

:Que a pesar de lo pactado en torno al tema de la Cumbre de Líderes de Norteamérica, Barack Obama impuso en su discurso la agenda exterior de Estados Unidos.

Opinó varias veces sobre la situación en Ucrania frente a los reporteros estadunidenses que lo acompañan en el Air Force One. “El tema no podía esperar”, argumentaron los encargados de la diplomacia a la cancillería mexicana. Y ya para rematar también habló de la crisis en Venezuela.

 

:Que los titulares de Gobernación, Miguel Osorio Chong, y de la PGR, Jesús Murillo Karam, recibieron en Toluca un trato por demás atento del embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne.

El diplomático fue a saludar personalmente al gabinete mexicano poco antes de arrancar el mensaje a medios de Enrique Peña Nieto, Stephen Harper y Obama. La atención fue bien recibida por los funcionarios mexicanos, quienes conversaron brevemente con Wayne.

 

:Que en el traslado del jefe de la Casa Blanca del aeropuerto de Toluca al palacio de gobierno para encontrarse con Peña Nieto, el primero le dio un aventón al secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

El que se quedó esperando la invitación fue el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, quien tuvo que moverse por su cuenta.

 

:Que los coordinadores de los diputados de PRI, Manlio Fabio Beltrones; PAN, Luis Alberto Villarreal, y PRD, Silvano Aureoles, acordaron mantener la lógica de las cuotas partidistas en la integración del Comité Técnico de Evaluación que propondrá las quintetas de candidatos al Consejo General del nuevo Instituto Nacional Electoral.

Si bien es cierto que la CNDH nombrará a dos de los siete “notables” del comité y el IFAI a dos más, los tres restantes serán propuestos por las tres fuerzas mayoritarias en San Lázaro, aunque todos decidieron mantener ocultas sus cartas hasta el último momento.

 

:Que el crecimiento del PRI en el DF ha hecho que en el PRD capitalino olviden las diferencias y cierren filas para impedir que los tricolores les quiten espacios en la Asamblea Legislativa y las delegaciones.

Por eso no será raro ver a perredistas de distintas corrientes trabajar de manera coordinada respaldando a la administración de Miguel Ángel Mancera en nombre de la izquierda.